Ya no quiero quererte…

0

Si pudiera evitarme tanto dolor , si tan solo alguien me hubiera advertido de  lo cruel que podías ser, si hubiera tomado las cosas con más calma, si tan solo me pudiera arrancar del pecho este dolor…. eso es teóricamente imposible , y si el tiempo lo cura todo espero que no tarde mucho conmigo. Estoy en el punto en donde no sé hacia dónde mirar; no sé qué duela más, si la mentira o la verdad , pues a hora las dos cosas juntas son impredecibles ya que hacen un tornado dentro de mí , arrasando con todos mis sentimientos… haciéndolos pedazos.

Si hay personas que te cambian la vida..  tú fuiste una de ellas. Ya no llevo la cuenta de las veces que entras y sales de mi vida, la he perdido. También he perdido la razón por la cual regresas cada que tu corazón tiene frío, pues reconozco que soy una mujer que ama y ama bien. A ti te he entregado la mejor versión de mi, soy tan complicada y muy extremista, algo desequilibrada y una mezcla de locura y cordura y sabía exactamente que eso era lo que te gustaba de mi , pues tú eras todo lo contrario, siempre calculador, perfeccionista, frío, seco, algo torpe en ocasiones. Creía que debía ganarme un lugar en tu apretada agenda, creía que debía estar siempre disponible para ti, creía que si lograba que me amaras como yo lo hacía, esto podría funcionar, creía que merecía a alguien como tú…  que equivocada estaba, el que no merecía tener una mujer como, yo eras tú.

No dormíamos, no comíamos, ni mucho menos pasábamos tiempo juntos. Éramos esa mezcla de distancia y deseo, típico amor a escondidas del cual no puedes decir mucho a la gente, ese tipo de amor que vive entre encuentros, secretos, mensajes, noches de insomnio, tardes de encierro donde el celular es tu mejor amigo, y yo ingenuamente creía que teníamos algo. Que era exactamente ese algo para mí:  me sentía con la libertad de elegir por los dos, me sentía con la fortuna de tener en mi vida a alguien tan misterioso, sentía que aunque teníamos nuestra propia vida cada uno tan independiente, podíamos crecer a la par; sentía que aunque no había un calificativo para llamarnos dígase novio, compromiso, relación… ese  algo le daba sentido a mis días.

2

Quería que  siempre te quedaras conmigo, yo podría abrirte camino para que nunca te faltara playa;  pero la realidad era otra, pues es un amor difícil. Por los desperfectos que existen, apareció un tornado a punto de tocar tierra justo en medio, y para poder salir ileso tengo que partir. Lejos de tus brazos, pero sin duda me queda algo muy claro , no me pesó haberme enamorado de ti, no me pesó lo que te di de mi persona, no me pesó buscarte, no me pesó haberte dado todo sin recibir nada, no me pesó volcar mi energía en hacerte feliz.. quizás a corto plazo ya no exista solución, pero ¿sabes algo? ya no me castigo por eso, en otro tiempo todo irá mejor.

Sé que buscarás abrigo en medio de un clima tropical, que te quite el frío, ese que dejaré en tu vida y tal vez lavarás tu ropa, te limpiarás , empezarás de nuevo, tendrás nuevos amores…  pero ¿sabes algo? nunca existirá quien te ame como yo lo hice. Besarás otros labios, pero ningunos como los míos. Tendrás otras manos entrelazadas en las tuyas mientras manejas, pero ten por seguro que extrañarás las mías, esas pequeñas cosquillas que te hacía en la palma de la mano. Extrañarás oírme cantar a tu lado. Extrañarás que bese tus lunares, esos que hacen juego con tu cuello y terminan en tu espalda. Extrañarás mis mensajes por las mañanas, noches y tardes. Extrañarás mi adicción a leer libros y dedicarte las mejores frases… pero sin duda, extrañarás a la persona que eras conmigo.

Un día te das cuenta de que hay algunas personas, a las que no veras nunca más. Al menos no de la misma forma.

Felices pasos lector.