¿Y qué hacer cuando el corazón pide que regreses?

0

¿Y qué hacer cuando el corazón te pide que regreses?… Has regresado y esta vez me da tanto miedo reaccionar ante tanto amor, ¿por qué? Tardaste tanto en dar un paso hacia atrás, tú sabes que de mi corazón nunca saliste, pero por qué no lo hiciste antes…

¿Por que ahora? Ahora que mi vida ha seguido su camino, ahora que ya no dueles tanto… ¡Mentira! Nunca dejaste de doler, porque cada día uno de mis pensamientos eran hacia ti, es una mentira que ya no te quería a mi lado, yo te seguía pensando y cada día pedía que llegara este día en el que volviera a ver tus ojos, sentir tu piel y respirar tu aroma, pero sabía que tu cada día te alejabas de mí y aunque no detuve mi vida por ti, en el fondo extrañaba saber de ti.

Extrañaba tus abrazos cada vez que mi corazón se llenaba de dolor; hoy regresas con un beso sin explicación y mi corazón no entiende nada, mi mente me pide a gritos que me aleje, que corra, que sea cobarde que ya no me arriesgue, que no me ilusione, que mejor de la espalda ante esto y me vaya lejos de ti, pero mi corazón me grita: ¡Detente! Yo quiero esto… Esto que te hace feliz, esto te saca una sonrisa, esto te ilusiona y te hace soñar como nunca; es aquí en donde no sé qué hacer.

Has regresado y esta vez no sé qué hacer y es extraño, porque muchas veces lo pedí, muchas madrugadas pensaba en tu regreso y hoy que estás frente a mí no sé qué hacer; sé que te sigo amando como aquel primer día, pero también sé que he sufrido y caído ante la misma situación.

soloporsiempregrande

No te negaré que al verme nuevamente reflejada en tus ojos, mis sueños regresaron, mis ilusiones y planes despertaron de aquel lugar en donde yo los guardé para que no me lastimaran, pero sé que este tiempo me ayudó para saber quién soy y que nada en esta vida que vale la pena es fácil; hoy sé que mi amor por ti es tan fuerte, pero más fuerte soy yo y en este momento sé lo que quiero y a quien quiero a mi lado; no te voy a mentir, te quiero a ti compartiendo juntos como la luna y el sol, y aunque muchas veces dudé en que tú regresarías, hoy no sé si sea lo mejor que lo hayas hecho. Hoy sí tengo las fuerzas para decirte que esta vez o es todo o es nada…

Así es… Todo o nada, o decidimos estar juntos una vida y construir una nueva historia sin final, luchando por metas y sueños, cruzando horizontes, tormentas pero al final juntos.
O simplemente decidimos un hasta nunca, alejándonos de todos dejando solamente los recuerdos invadiéndonos.

Es tomar una decisión y en definitiva; aunque esta vez, no sé qué hacer cuando el corazón pide que regreses…