Y ahora dime: ¿Cómo confío en ti?

0

Dime… ¿Y ahora cómo confió en ti? Me has traicionado, lo único que te pedí fue que no mintieras, mi temor más grande se ha convertido en realidad, ¿qué hago después de tu traición?, ¿cómo puede mi vida continuar?, las heridas que has dejado no se podrán reparar tan fácilmente; no me pidas perdón, no lo hagas, un perdón no reparará mi corazón roto.

Me siento incompleta, me has marcado por lo que me resta de vida, no te bastó con ilusionarme, no te bastó con que te creyera cada una de tus palabras, ¿por qué tenías que traicionarme de esa manera? Si no me querías en realidad, sólo bastaba con que lo hubieras dicho, te aseguro que también sé en que momento debo bajar la guardia; no debiste postergar este adiós tanto tiempo, me hiciste volar tan alto que aquí estoy lastimada, de lo fatal que me ha resultado esta caída.

No puedo decir que fuiste el amor de mi vida, porque realmente no tengo idea cuánto más pueda vivir y si me encontraré a alguien en el camino, pero sí te puedo asegurar que hasta este momento te quise como a nadie he querido, que te incluí en cada uno de mis planes, que tal vez no pesaba en ti las 24 horas del día, pero ten la certeza que constantemente te encontrabas en mis pensamientos; tal vez no fui la persona más cursi para ti, pero yo trataba de ser más que eso, cada una de mis acciones las hacía pensando en lo mejor para los dos y pensando en ti.

Ya veo que todo fue en vano, porque tú jamás me quisiste y ni siquiera te atrevas a negarlo, porque uno no traiciona a la persona que quiere. Esto es una lección en mi vida y sé que debo ser lo suficientemente valiente para dejarte partir, para valorarme y respetarme como mujer; no sabes la cantidad de veces que luché contra mis fantasmas para confiar en ti, tuve que dejar cientos de perjuicios de lado por creer en ti, quise creer que serías diferente al resto, pero ya veo que me equivoqué; tu infidelidad sirve para demostrar que eres tan ordinario como los demás.

No pretendo ofenderte en lo más mínimo, pero qué poca integridad tienes como persona, no sabes de lealtad… Te quiero lamentablemente, pero eso es lo que menos me preocupa, sé que la vida irá mejor, me has hecho conocer muchos sentimientos y con esto, me queda tan claro lo que no quiero en mi vida y lo que no estoy dispuesta a soportar. Debo valorarme, esto lo tomaré en cuenta para no volver a repetir los mismos errores en un futuro.

Deseo que te vaya de lo mejor, porque por mi parte yo buscaré mi felicidad lejos de ti.