Vuelve y tráeme contigo

0

Renunciemos a la batalla entre ángeles y demonios; al intercambio de dardos.

Vuelve antes de que huyan las sombras de nuestros cuerpos, antes de que llegue el tiempo de poda y ya no se logre más la zafra ni el azúcar que da el junte de nuestros labios.

Vuelve con tu abrazo de ayer; mírame con el entusiasmo de antes. Te has ido y no sé a dónde. Vuelve a casa; vuelve a ti.

Vuelve a intrigarte por lo que tengo que contar; vuelve con las pequeñeces que me hicieron sentir especial. Vuelve que el viento está desbaratando el nido.

Vuelve y tráeme contigo. Vuelve que el camino se va poblando de tinieblas. Vuelve que el sol se mete y se hará de noche.

«Hay quien se va y nos lleva consigo».