Una verdad propia… ¡Lee esto!

0

Verdad insana.

Odio decirle estimado amigo, que usted es todo un
mediocre, un perdedor, que no sabe disfrutar la vida, ni siquiera
valorarla.

Se ha visto acaso en un espejo?
¿Ha visto su cuerpo?
Mejor aún, ¿ha visto su alma?

No va a negarme que luce terriblemente demacrado,
aunque su físico sea excepcional.

Cruel realidad señor.

USTED ES UN PERDEDOR.

Ha perdido oportunidades infinitas de ser mejor
todo por tonterías.
Ha perdido al amor de su vida, y aun así se jacta de decir que
ella NO LO MERECÍA.
¿Acaso cree que con eso mejora su miserable vida?
¿Acaso lo piensa? ,¿tan siquiera lo imagina?

No mi amigo, usted; ni con su dinero, ni con su poder
mejorará nada.
Absolutamente nada, porque no ha aprendido a verse,
a sentirse, a tocarse.
¿Ha visto sus ojos? ¿En verdad los ha visto?

Amigo yo he visto su alma, está sola y abandonada.
Usted dice tenerlo todo, merecerlo todo, pero no tiene
nada.

Despierte de una buena vez y véase completamente como
es:
UN MALDITO Y COMPLETO PERDEDOR.

Bueno querido amigo, me despido
no sin antes decirle quien soy.

Soy quien jamás se mencionará de nuevo,
pues a partir de hoy me odiará a sobremanera,
claro que lo hará, pues después de hoy verá su realidad.
Soy quien menos se espera;
soy usted mismo…