Una carta que dice más que sólo palabras

0

Hola amor:

Te escribo en esta carta lo que quiero decirte desde hace tiempo. Quiero decírtelo, pero no puedo hacerlo frente a frente porque me enredo en tu mirada, me distraigo con tus labios y me envuelvo en tu sonrisa. Y entonces se me olvida decírtelo.
Pero quiero hacerlo porque debes saberlo.

Debes saber que soy tan feliz contigo porque me haces reír, porque me haces temblar, porque me haces soñar. Soy tan feliz contigo porque cada día noto tu respeto, tu aceptación de mis manías y de mis pasiones y porque no intentas cambiarme.
Soy tan feliz contigo porque a tu lado siento, por fin, que formo parte del mundo, por tu forma de minimizar los problemas, por la complicidad que hemos creado, pero sobre todo, soy tan feliz en tus abrazos.

Y sabes, no soy el mejor expresando mis sentimientos, así que voy a intentar decírtelo de la única forma que sé. Sin licencias poéticas, sin metáforas y sin versos con rima, así, cruda y brutalmente te quiero.
Y así es como tengo que decírtelo. Podría escribirlo en mayúsculas porque tengo la certeza de que es así.
Por tu forma de colorear mi vida, por la energía que me das, por las risas compartidas y por los secretos desvelados, por todo eso eres especial.

          Por todo eso y por más te admiro, porque eres grande, generosa y porque me has enseñado a amar.