Papá, mamá, sólo pido su atención

0

¿Por qué siempre existe una gran distancia entre ustedes y yo?; explíquenme porque no me saben comprender, escuchar, darme un buen consejo que me pueda ayudar. ¿Saben? Los amo mucho, pero me duele demostrárselos y no ser correspondida; entiendo que nadie nace sabiendo cómo ser padres, que aprendieron conforme me veían crecer. Pero me duele que sean indiferentes, que cada beso y abrazo que me dan lo sienta frío, “No comprendo, no quiero entender por qué de su silencio”, les diré que disimulan muy bien su amor de padres.

Me encantaría que cuando llegara a casa me recibieran con un beso, con aquella pregunta que siempre he anhelado escuchar ¿Cómo te fue? Y sabría corresponder a ello, me sentaría a su lado, les contaría todo con gran detalle, en serio necesito de ustedes… de su amor, de aquel abrazo que significaría en ese momento mi todo.

Sé que sueño despierta, que aunque yo haga todo lo posible para que volteen a mirarme no lo harán por el simple hecho de que le dan tanta importancia a este mundo tan material. Entendiendo que cotidianamente tengan que irse por las mañanas a trabajar y que en las noches vienen cansados de su arduo trabajo.

Pero lo único que les pido es que no me nieguen la oportunidad de sentir ese amor que desean demostrar, sé que no nos tenemos la confianza suficiente para entablar una plática, pero necesito que cuando tenga ganas de hablar me escuchen, que cuando esté triste y todo me salga mal o me vean llorar me cobijen, que estén como unos amigos incondicionales. Les prometo que seré la mejor amiga e hija que pudieran tener, que cuando surja un problema, juntos como familia lo podremos resolver. Por mi parte, estoy dispuesta a hacer todo lo posible por llevar a cabo esto, pero necesito que ustedes pongan de su parte.

2

Son tantas cosas las cuales no tiendo a decirles, no es por miedo sino porque nunca suelen estar, se han aferrado tanto a lo material que el amor ya hace tiempo dejó de estar. Siempre me dicen que es porque me quieren dar lo que nunca tuvieron, en realidad nunca me han preguntado si yo quiero todo lo material que han de darme.

Ya me he olvidado de lo que es convivir, platicar en familia. Existe en mi un hueco que esta sediento de amor, el cual no lo llena ni mi pasión por la poesía. Es como ser una escritora sin sentimientos. Yo aspiro a un futuro inesperado, pero quiero que sean parte de ello. Dicen que la soledad ayuda a conocerse a sí mismo, pero ya me cansé de vivir de esta forma. No soy tan fuerte como todos piensan, ¡pero ustedes que saben de mí! Suelo ser un libro abierto para cuando ustedes quieran escribir, soy una flor a la cual necesitan regar, soy un alma sin cuerpo, un ser humano en movimiento.

Lo único que soy: una joven que necesita el amor de unos padres que puedan estar a su lado en todo momento. Estoy dispuesta a todo porque ustedes me den un poquito de su tiempo. Los amo sobre todas las cosas, y no soy quién para juzgarlos… todos cometemos errores por el simple hecho de que somos humanos.