Un definitivo adiós…

0

Hoy desperté con muchas ganas de escribirte, como aquellas veces que despertaba y me daba cuenta que me hacía muy feliz, encontrarme con algún mensaje tuyo, esos típicos «Buenos días Muñeca» o ese magnifico: «Corazón, despierta ¡Ya es tarde!», pero lamentablemente este día, no existió aquel hermoso «buenos días».

Por eso, me contuve y guardé todas aquellas cosas que quería escribirte, aquellos poemas y letras que me salían desde lo más profundo de mi corazón; lo  hice porque aún nos supero las palabras y cosas que dijiste para que me diera cuenta que ya no te importaba.

Te voy a ser sincera, todos los días, (como siempre te lo decía), recuerdo los momentos felices a tu lado, las risas y los lindos abrazos, pero lo que en estos momentos tengo en mi cabeza, son aquellas palabras que me dijiste, ese día cuando a los cuatro vientos me gritaste y dijiste: Déjame, ya no me importas”, esas palabras que para ti, fueron lo mejor que podías haberle dicho a una mujer, las palabras que tal vez, te hicieron sentir más hombre pero que lamentablemente, para mí, ha sido la frase que más me ha herido.

Yo no sabía el daño que podrías hacerme, a pesar de las mil y un veces que me pediste, que me exigiste que me alejara de ti, porque no me querías y decías ser «un hombre malo», yo, jamás quise hacerte caso, pero ¿sabes? A pesar de todo eso, sigo pensando que eres el mejor hombre que he conocido, creo que he de ser muy masoquista con mi corazón, pues a pesar de los gritos, de las palabras y hasta los insultos, sigo queriéndote.

tumblr_lqwo8hnisg1qg8dbxo1_500

Llegó un momento en donde el amor que sentía por ti, ya no fue el mismo… ¿Por qué? sencillo, lo sobrepasó el amor que me tenía a mí misma. Eso fue lo peor, pues terminé haciendo cosas que no quería, dejando cosas que amaba, cambiando mi forma de pensar, pero yo sé que no todo fue tu culpa, pues la que tenía sólo la última palabra era yo, como decías: I’m the boss…

¿Sabes? estos días que definitivamente nos alejamos, estos días donde realmente ya tomaste tu distancia, me han hecho pensar y reflexionar muchas cosas,  las cuales te enumeraré en este momento:

  1. No tenía porqué haber sufrido por un amor… Pero tú fuiste el primero en ilusionarme.
  2. Esto podía haberse evitado… ¿Por qué no te alejaste de mí definitivamente?
  3. ¿Por qué me mentiste?
  4. ¿Por qué dijiste y prometiste tantas cosas para que yo no me alejara de ti? y al final lo terminaste haciendo.
  5. Y la última ¿Por qué ella? ¿Por qué ella, a la que no le importas?

No creas que es reproche, ¡No! jamás, sólo no supero la idea de ya no tenerte a mi lado, ya no poder besarte y decirte todo lo que siento por ti… Pero sobre todo, el darme cuenta que estar sin ti, es lo mejor que pudo haberme pasado.

Te amo y siempre lo haré, así pasen mil años, pero libre y sin ti, seré más feliz…