Tu secreto amor…

0

Cuando empieces a leer esta carta, quizás te preguntes quién sin conocerte ha decidido escribirte, pero la realidad es que yo te conozco más de lo que puedas imaginar; sólo con mirarte de lejos he descubierto cosas de ti que nadie más podría entender y sé que leerás mientras piensas que no es cierto nada de lo que digo, pero es que tú mismo no te conoces tanto como yo.

Dicen que tengo la capacidad de ver más allá del alma de una persona por medio de sus ojos, si supieras cuántas veces he leído tus hermosos ojos desde lejos; en silencio, he leído tus miradas y sé que dentro de ellas guardas los más bellos sentimientos que nadie pudiera tener, sé que eres de alma noble pero de carácter fuerte, te conozco sin conocerte.

Desde hace tiempo que quería decirte que estoy enamorada de ti en secreto, desde el primer día en que te miré con ese cabello rebelde que cuando te lo cortas te hace parecer un querubín y lo digo también por tu edad. Aún recuerdo tu mirada, tus mejillas rosadas, tu sonrisa picarona que define por completo tu personalidad.

Estoy perdidamente enamorada de ti desde el primer segundo en que te conocí;  me enamoré de tu piel, de tu aroma, de tu alegría, de tu facilidad para darle buena cara a todo por más difícil que sea, me enamore de todo lo que implica ser tú, incluyéndote a ti mismo. Puede que te parezca una locura recibir la carta de una extraña enamorada pero puedes estar seguro de que esta mujer te ama como a nadie en el mundo, no espero que sientas lo mismo sólo quiero que sepas lo que mi corazón se calla desde hace tiempo.

Perdona si lo digo desde las sombras, pero no tengo el valor de decirlo en persona ni de que me conozcas a menos que supieras descubrir el corazón por medio de las palabras y eso mi buen amigo, es imposible. Ahora yo soy quien te dice todo el amor que te tiene, yo soy quien muere por un beso de tus labios, uno de esos en los que muerdas mis labios…espero haber adivinado correctamente como besas. Te amo con todo mi corazón y ahí cerca estaré siempre aunque tú no creas en esa palabra.

Y quiero que sepas que yo te quiero, aunque tenga que quererte como tu secreto amor…