Tres minutos para decirte lo que siento…

0

Dame tres minutos para decirte todo, tres minutos me bastarán para contarte esto que siento. Tengo ratos en los que deseo verte con ansias, otros prefiero mantenerme en casa, encerrada, leyendo. Hay días en los que simplemente me gana la nostalgia y te escribo cartas por montones. Y esto me frustra.

Vengo pensando esto desde hace días, por eso estamos uno frente al otro aquí y ahora, coincidiendo una vez más en decir todo cuanto hemos callado… Espera un momento, tengo que decirte todo, después podrás blasfemar en mi contra. Te quiero, ciertamente, estás dentro de mi cabeza y andas siempre cerca del corazón, aunque he decidido prohibirte la entrada. No, aguarda, esto no es personal, aunque algo de cierto hay con ello.

Te has portado egoístamente, has saltado sobre mis ilusiones y acabaste con cada una de ellas, destruiste lo bonito que te guardaba con esas actitudes tuyas que bien sabes usar. Decidí no darte pase a mi corazón porque estoy en un proceso de construcción personal y sé que no puedo ofrecer lo que no tengo.

Frases-para-decirle-a-un-hombre-que-no-me-interesa

No te ofrezco mi tiempo, usualmente llego tarde a cualquier sitio, así que no quiero que me esperes tampoco; no ofrezco sueños, esos son míos, me los guardo; en charola de plata evito poner mis pasos, son libres, por eso les doy el mapa del mundo para perderse; evito tender mi mano, suelo arrebatarla cuando sujeto con fuerza mis objetivos, así que no esperes de mí algo que ofrezcas, porque, igualmente sé cuán difícil es darle todo a quien no compensa.

Te cuento esto, no para que te largues, igualmente podemos permanecer uno al lado del otro, por ello, en respuesta a tu petición ofrezco mi camino, eres libre de caminarlo a mi lado, cada uno inmerso en su mundo, claro está. Ofrezco este tramo, tal vez te baste para convencerte de mis palabras.

Te pedí tres minutos: uno para contextualizarte nuestra situación; el segundo para decirte lo que me has hecho, y el tercero para decirte que, como estamos ahora, no necesitamos más…

¿Por qué buscas un compromiso duradero con una estrella fugaz?