Tienes una sola vida… por favor ¡chíngatela completa!

0

¿Quién en sus cinco sentidos puede decir que no quiere vivir su vida al máximo?, que no desea ser feliz ni conocer el mundo en viajes. Yo creo que nadie.

Éste mundo a pesar de que parece estar de cabeza, es nuestro y es el lugar donde tenemos que permanecer, hasta nuestro último respiro.

Y si ya de por sí, es todo un reto sobrevivir cada día,  es peor aun verla con pesimismo; hay que tener en cuenta que también dentro de ésto hay excelentes momentos.

La vida es un reto,  es una prueba de resistencia, una lucha… Es aprendizaje constante, es crecimiento y lo mejor, experiencia.

La vida es solo una, única y no se repite; los días no vuelven. El tiempo corre, no espera por nada ni nadie así que debes aprovecharlo.

Cada día es una oportunidad,  un nuevo comienzo, el inicio de un futuro mejor. Sería ideal verlo con optimismo; cada vez es más difícil tener empatía con la sociedad, con nuestro entorno, pero está en nosotros esforzarnos por lograrlo.

Amanecemos con ánimo y al siguiente minuto el mundo entero es nuestro enemigo; así pasamos la vida, con irritación, con estrés, con demasiadas preocupaciones a cuestas.

Por eso te invito a canalizar ésas frustraciones, ésos enojos e irritaciones. Tenémos los días contados, algunos tendrán la dicha de vivir mucho más que otros, así es esto, pero pienso que lo realmente importante, no es cuánto vives, sino la manera en que lo haces.

Con qué cara afrontas la vida, qué actitud vistes en cada momento, con qué ojos quieres ver el mundo y a quienes eliges para que te acompañen en tu viaje; son puntos importantes que harán la diferencia, entre preferir vivir o simplemente sobrevivir.

shutterstock_345054938

Nuestro deber es optar por ser felices, buscar los medios para lograrlo ya que desgraciadamente, pasamos mucho de nuestro tiempo siendo desgraciados, siendo molestos, criticando, envidiando, odiando, despreciando y peor aun, maldiciendo.

Pareciera que ser así es muestra escencia, que nos viene natural, ya que si por el contrario, eres buena persona y tienes siempre buenos deseos o expresas demasiada empatia, eres raro y santurrón.

Por favor, solo te invito a que analices un poco tu vida; qué das, qué aportas, cuál es tu propósito en la vida, qué has hecho con tus días, vives por inercia o tienes objetivos, disfrutas lo que haces, viajas lo suficiente, éres feliz, cúmples con lo que la sociedad te demanda o sigues tus propias reglas, éres como quieres ser,  tienes lo que quieres tener, haces lo que realmente quieres hacer…

Piénsalo, analízalo y con una buena suerte, rediríge tus pasos en congruencia con tus deseos, tus pasiones y anhelos.

A todos se nos dio la maravillosa experiencia de vivir,  tenemos una vida entera para disfrutar y gozarla a lo grande, tenemos todo para hacerlo y recuerda… Tus padres te dieron un excelente regalo… la vida.

  Tienes solo una, así que por favor… ¡Chíngatela completa!

Por: Laura Calderón