Termínate de ir de mi vida…

0

Un amor como el tuyo, es egoísta. Porque no te quedas, ni te vas.

No hay nada peor que querer olvidar y superar un amor que hizo daño, un amor que no correspondió de la manera esperada, y éste no se termine de ir.  Que se quede en medio sin hacer feliz, sólo hiriendo cada segundo que puede, con la intermitencia que representa.

Deseo con toda el alma, que no vuelvas a mí, ni siquiera me recuerdes,  porque tu amor es egoísta, no sabes querer y mucho menos ESTAR SOLO.

Si a pesar de todo el amor y cariño que te brindé en todos los momentos juntos, sigues teniendo dudas de estar junto a mí en un camino sin fin, no me elijas para envejecer. Mucho menos para un rato más de tu vida. Porque yo merezco mucho más que eso, alguien que quiera complacerme, que me brinde toda atención, que me llene de amor y detalles, no de dudas y un sin fin de incertidumbres.

¡Vete ya por completo!  Ni siquiera te dignes a mirar atrás, no me extrañes en tus noches de soledad, que ya no pertenezco a ti… Déjame libre, que yo ya te solté.

Sigue tu camino de dudas y soledad, aleja ese tormento de mi que sólo sabes herir.

No quiero más tus palabras, tus promesas y tus momentos que jurabas infinitos, deja de envenenarme el alma, sólo me ahogas en recuerdos y añoranzas.

Termínate de ir de mi vida y déjame sanarla.