Tenemos razones por las cuales levantar la mirada.

0

¡¿Por qué siempre me sucede ami?!

Todos vivimos una serie de experiencias que nos marcan de una forma u otra; personas, situaciones, cualquiera de estas cosas, son las que nos conforman, hoy. ¡Ahora!

En nuestra vida sentimental, vivimos de todo: lindas experiencias y por supuesto… malas también.

Existimos personas buenas, ¡claro que si! Esas a las que si hieren, continúan y si vuelven a confiar lo hacen sin miedo, ¿qué caso tiene vivir con miedo?

Todos en algún momento fuimos heridos, algún engaño, un abandono, cualquier situación; pero si miras hacia atrás y ves como eres ahora, te darás cuenta de que gracias a todo eso estas aquí, ya sea feliz o triste, intentando dejar algo atrás, pero estás continuando, estás avanzando; aún cuando sientes el mundo derribarse en tus hombros… en ese instante estás avanzando.

Pero queda esa esperanza de que tú siempre has sido fiel y respetaste cada espacio de su ser. No por compromiso, sino por gusto, eso nunca se va.

Hay quienes después de un engaño, desatan su lado malo, pero es simplemente por escudo a no volver a experimentar eso de nuevo, a no salir lastimado. ¿Eso qué caso tiene? si te orillas a ser alguien odiado y con malísima reputación.

En mi caso, el sentimiento fiel me da tranquilidad, porque sé que es algo que yo puedo controlar, porque quiero hacerlo… no dejarme llevar por impulsos, sino por el corazón.