Soy dramática

0

Te advertí, te dejé por escrito y de viva voz lo difícil que era estar a mi lado. Es algo así como un acto de valentía pura. Pero tú no quisiste hacer caso, no tomaste importancia de ese pequeño y latente detalle. Pensaste que sólo era un drama más, la verdad no te culpo por eso, hago tantos y tan variados dramas que pensaste que estaba siendo exagerada y que no debías tomar cartas en el asunto y seguiste.

¿Recuerdas aquella noche donde te envíe una nota con encabezado de que no quería ser dramática? Sí, aquella donde te reclamaba el tiempo que nunca me has dado, te reclamaba todas y cada una de las veces que me has hecho sentir rechazada. Y ¿cómo no hacer un drama de tal magnitud? Si en el tiempo que llevamos, que llevo a tu lado, nos hemos visto apenas cuantas veces, las veces que tú has querido y dispuesto. Es común que armes planes para nunca cumplirlos, es común que no lleguemos al abrazo de buenas noches y después ser yo la dramática, es común sentirme rechazada y sin un lugar en tu vida…

Es común que sea yo la dramática.