Síntomas de un corazón roto

4

Despertar, creer que lo que actualmente sucede en tu vida fue sólo una pesadilla y al darte cuenta que no es así, una pesadez se siente en tu cuerpo, haciéndote querer estar más tiempo en la cama, querer volver a dormir y ver si de una vez termina esta pesadilla.

Sin embargo, la vida continúa y sabes que tienes que ponerte de pie, tienes que ir al trabajo, ir a la escuela, tienes que continuar con la vida, te da flojera hasta bañarte, pero aún así lo haces y cuando estás dentro comienzas a contar los azulejos para distraer tu mente y no pensar en la persona que te ha destrozado el corazón. Cuando te descubres contando los azulejos, entras en desesperación y no comprendes cómo puedes sentirte tan mal.  

Lloras, lloras, lloras, aprovechas el agua para sentir tus lágrimas calientes sobre tu cuerpo, sientes como si los recuerdos formaran parte de las lágrimas y al momento que cae cada una de ellas, lloras aún más… Hasta que tu cuerpo queda cansado, te mojas los ojos con el agua que cae de la regadera, tratas de que se lleve las lágrimas por completo; sales del agua, tu cuerpo tiene frío, te cubres con la toalla, te cambias, y aún la pesadez de tu cuerpo no desaparece, te cambias de prisa, pero más bien pareces una tortuga; te mueves lento, pero sientes que vas mil por hora.

Desayunas ligero, lo necesario para saber que tomaste un desayuno, tal vez una manzana amarilla, un vaso de agua, algo ligero y sales de casa rumbo al trabajo. En la calle caminas y a cada paso que das te vienen recuerdos a la mente, imágenes de él o ella, una hoja que cae de un árbol te recuerda, un charco de agua, un pajarillo en la ventana, una mariposa, cualquier suceso tu mente lo relaciona con ella o él; es un desencadenante para sentir la punzadas en el corazón, sentir el vacío y sentir cómo tu cuerpo parece cada vez estar más vacío. Sentir que el aire lo atraviesa a cada paso que das.

alone-bag-girl-grunge-Favim.com-1941650
Ves como la gente a tu alrededor tiene una vida muy práctica, ves a todos caminando a pie y en coche, los ves que van a una velocidad muy rápida y sientes como si te has quedado estancado en tu vida, sientes que te has atrasado en el tiempo. Ves el reloj y las horas transcurren lentamente, ya no te importa si llegas tarde a determinado lugar, ya no te importan los horarios, incluso comienzas a faltar al trabajo, dejas de tomar atención en tu persona y te sientes extraño; sabes que la persona que eres ahora no era hace tiempo, sabes que te has perdido de ti mismo y aun sabiéndolo, no deseas encontrarte.

Quieres sentir el dolor, sufrir, dejar liberar todo lo que tu corazón necesita sacar, necesitas limpiarte, limpiarte con agua salada, con agua de tus lágrimas. La tarde llega y el atardecer te recuerda al calor de su piel, el color de sus ojos, te recuerda el viento el sonido de su voz, te recuerda que el silencio de ahora antes era ocupado por sus palabras, empiezas a notar cómo en cada detalle encuentras a esa persona.

0001IMG_7847

Llega la noche, sigues perdido dentro de ti, pero sabes que la noche es sana, que en ella y dentro de su oscuridad puedes perderte, sumergirte y sufrir sin que nadie te vea; sabes que dentro de ella podrás llorar hasta sentir que no puedes más. Te acuestas temprano, ya no te importa desvelarte viendo películas o series, te metes a la cama y empiezas a ver dentro de tu mente los recuerdos, cada uno de ellos; recuerdas las palabras que se decían y tratas de buscar culpables, tratas de entenderlo todo, de desenredar la información, de saber por qué sufres ahora.
Caes en lo mismo, lloras para tratar de entender, pero aún así sabes que es de noche, necesitas descansar, buscas la ayuda espiritual y le preguntas por qué te sucede esto, le dices que quieres que todo termine, que te permita estar libre de estos sentimientos… Con lágrimas en los ojos te duermes, con lágrimas en los ojos sientes la frialdad de la almohada que poco a poco va haciéndote cerrar los ojos; duermes profundamente, mientras duermes estás tranquilo, normalmente no sueles soñar nada importante, sueñas y crees que tu vida va bien. Sientes paz, la necesaria, la que te da fuerzas hasta que escuchas de nuevo la alarma.

Hay que armarse de nuevo y salir a la calle a fingir estar bien, sólo mientras me recupero, mientras consigo fuerzas para encontrarme de nuevo.


4 COMENTARIOS

  1. Esactamente asi me siento voy terminando una relacion la cual me a dolido tanto terminar no me encuentro ami misma me siento fatal y se que tengo que fingir porque tengo amis hijos y teengo que seguir adelante no me siento con el derecho de quedarme un dia en la cama o dejar de ir a trabajar ya no se que hacer me siento muy malcoraz

  2. Todo esto me es tan familiar. Hace un poquito más de un año, me encontré en la primera (y espero última) depresión de mi vida, y fue causada precisamente por una ruptura amorosa. Es impresionante lo mucho que puede llegar a afectarnos este tipo de situaciones que son parte de la vida y que sabemos que no estamos exentos de ellas, pero no sabemos realmente la dimensión que pueden tomar estas cosas aparentemente «comunes» en la vida de una persona hasta que nos toca experimentarlo.
    Hay una frase muy trillada que dice «el tiempo todo lo cura» y tiene algo de cierto, no llegas a olvidar, pero se aprende a vivir con los recuerdos y cada cosa se torna menos dolorosa. Ánimo y no dudes en pedir ayuda profesional si crees que lo necesitas (en mi caso, lo hice), pues no es tan fácil salir de un estado depresivo tan fuerte.

  3. Hola La verdad hay que darnos el tiempo para poder superar una ruptura amorosa, existen partes para superarla.. y la primera es esta.. cuando te das cuenta del primer sintoma del corazon roto, el duelo.. el sufrimiento.. donde no quieres nada mas que llorar.. pero hay mas fases.. la negacion, el rencor o enojo, entre otros.. y el la aceptacion… 🙂

    Hay que darnos el tiempo para sufrirlo, luego para aceptarlo.. no se puede eliminar a una persona de tu vida tan facilmente.. quedan los recuerdos.. las palabras dichas.. y demas… Pero es parte de la vida..

    Y para vivir una vida hay que experimentar cada uno de los sentimientos, hay que reir, llorar, gritar, callar! por que eso es la vida.. y por mas dolorosa que sea en este momento la ruptura .. tal como dice Ivanna… el tiempo lo cura.. y no precisamente porque lo cure.. si no que aprendemos a dejar los recuerdos, a guardarlos como algo bonito que paso, y seguir adelante con la frente en alto…

    🙂 hay que saber que el sufrimiento solo es una parte.. unas semanas talvez.. pero cuando empieza a hacerse frecuente.. un meses, dos meses.. entonces es Depresion, y asi como lo recomiendas es perfecto ir a terapia, y de verdad ayuda mucho.. Yo lo hice en algun tiempo.. 🙂 y luego aprendes a actuar por ti mismo sin necesidad de volver a ir a terapia….

    un abrazo a las dos. y a todos los que tengan el corazon rotito en pedazitos! ;D
    sonriaaann