Si duele, no es amor

0

Si en algún punto en la vida te descubres sufriendo al lado de alguien con quien se supone debes estar feliz,  entonces quizá debes hacer un alto y valorar la situación.

Nada en esta vida que no te haga sonreír, vale la pena tenerlo. Niégate a sacrificar tu felicidad por nada; si te duele, si lo padeces, si te lastima… Entonces no es amor.

Eres alguien valioso, mereces todo y no sólo partes; mereces sentimientos, no ilusiones; mereces acciones, no palabras; mereces calidad, no cantidad.

No antepongas el bienestar y la comodidad de otros antes que la tuya. Si siempre estás para tu pareja y lo que obtienes de vuelta son ausencias, no es amor; ¿acaso necesitas más pruebas?

El amor es otra cosa, el amor es correspondencia, apoyo, es un andar tranquilo, rítmico,  es una danza, es el viento a favor.

shutterstock_200855732

El amor es certidumbre, es seguridad, es pisar firme, es felicidad. El amor nunca será dolor, nunca será menosprecio, tampoco humillación, mucho menos llanto.

El amor no te sangra el alma, te la desnuda; el amor no te exige, te nace; el amor no te limita, te da alas; el amor no duele, te sana; no lastima, acaricia, no castra sino libera… No se sufre ni es agónico, si así lo sientes, no es amor.

El amor simplemente fluye, no se rige, el amor se goza; quizá se pierda al sentirlo porque el amor como todo en este mundo, se acaba, muere, así será, pero mientras eso pasa es tan placentero vivirlo, que vale la pena el riesgo.

El amor está ahí para ti siempre sano, sin vicios, puro, profundo y desinteresado; tú sabes cuándo es así. Así que si sufres, si lloras, si te duele…

Entonces, no es amor.

Por: Laura Calderón.