Sentirse fuera de lugar, no entender nada y querer escapar, conozco la sensación.

0

¿Se han encontrado en ésta situación en su vida donde nada de lo que hagan les sale bien? Donde no importa el empeño o las ganas para continuar, siempre llega algo que te vuelve a arruinar todo, donde parece que no puedes respirar, no te puedes concentrar y todo se siente en extremos. Aquí me encuentro yo, y como habitante frecuente en éste lugar de locos, me gustaría compartir algo a los recién llegados, ideas y cosas que me han servido para aferrarme a encontrar la salida.

Principalmente no intentes culpar a nadie, porque la verdad es que no importa cuantas veces te lo repitas, jamás serán suficientes para que lo creas y eso solo empeorará el hecho de estar aquí; acepta las cosas como son, como llegaron a ti y aceptalas como tuyas, saber que en ocasiones somos perdedores siempre nos hará ser mejores ganadores.
No intentes concentrarte en nada a la fuerza, si tienes tu mente en otro lado déjala quedarse allá, pensar en nada y en todo al mismo tiempo siempre ayudará a regresar completos, no te esfuerces, no te presiones, siempre vuelve y siempre será mejor pensar las cosas mientras estás aquí, no te apures, deten tu camino, mira al pasado y llénate de todo lo que dejaste atrás, es parte tuyo, confroma lo que eres y lo necesitarás para contiuar.
La rabia y la frustración serán tus nuevas mejores amigas; llegarán momentos donde todo lo positivo en ti se vaya de tu lado y donde quieras salir corriendo. Nunca será la mejor idea, pues sin importar lo rápido o lejos que vayas siempre terminarás en el mismo sitio, sentirse así es normal y optar por las opciones más fáciles será lo más tentador, pero las batallas no se hicieron para soldados debiles y las mejores armaduras toman su fuerza en los golpes más duros; entonces grita con todas tus fuerzas lo más alto que puedas, grita y llora, en soledad llora y vacía en ti todo lo descompuesto que tengas, notarás que al hacerlo esa frustración y rabia se convertirán en un impresionante motor que no te permitirá volver a caer y sobre todo que serán tu pase de salida.
Finalmente y cuando vayas en dirección contraria a donde antes estuviste, voltea atrás solo una vez, voltea a observar todo e intenta memorizar los detalles, sientete orgulloso de haber estado ahí y de haber encontrado la salida, intenta con todas tus fuerzas quedarte con todo, lo bueno y lo malo y exprimeles experiencia, exprimeles carácter, valentía y mucha humanidad.

Luego por fin sigue hacía adelante y nunca más voltees, no valdrá la pena ya, nada nuevo habrá y la mejor versión de ti estará por salir.