Seis razones por las que no puedo dejarlo

0

Realmente me encantaría poder aclarar qué es lo que quiero en esta relación, es una situación que día con día es más confuso. Esta es la lista de razones de porque no puedo y no quiero dejarlo.

1. Esa mirada.

Sus profundos ojos tan verdes, tan grandes que reflejan todas esas cosas que aún no sé y que esconden tantas experiencias además ese destello que tienen cada vez que me miran.

2. Todo lo que sé, que él no sabe que yo sé.

Creo que no se necesita una explicación, esos secretos que por alguna razón han llegado a mi por terceras personas pero él no tiene idea; son situaciones que hacen que sienta un profundo respeto y admiración por él.

3. Su enfoque.

A pesar de ser tan distinto a mí, la pasión que tiene por su música, tanta dedicación que sin duda bien encausado podría llegar tan lejos. Es algo que me encanta, aunque la verdad entiendo muy poco cuando intenta explicármelo pero aún así es una cualidad tan atractiva.

4. La forma en que me abraza.

Cuando sus manos me rodean no puedo controlar mis sentidos, es como si algo dentro de mí explotara cada vez que él esta cerca.

5. Sus besos.

No se diga de la forma en que me besa, todo absolutamente lo que no seamos nosotros pasa a último término, cuando junta sus labios con los míos de inmediato mis palpitaciones aumentan y puedo sentir que está conmigo. Es algo que no puedo explicar pero cada vez pasamos menos tiempo juntos y es cuando me besa que puedo sentir el cariño entre nosotros.

6. Cuando se esfuerza.

Como ya lo dije cada vez nos distanciamos más y es cuando el se esfuerza por nosotros no puedo pensar en cualquier controversia o problema que tengamos. Probablemente siempre es la razón que me detiene de tomar alguna decisión sobre mi relación y además lo que mas me confunde; es decir, podemos no hablar o estar juntos por cierto tiempo pero cuando lo hacemos una vez mas me es imposible alejarme. La manera en que me hace sentir cuando estoy con el aunque sea por un rato es increíble.

La razón más relevante, en mi interior se que es el gran miedo que tengo a lo que pasará, de qué forma voy a sentirme cuando él ya no esté. Cuánto va a doler y aunque sé que es algo que podré superar, no me gusta ni siquiera imaginarlo.

Lo que más me da miedo es que sea amor.