Romeo y Julieta no están dispuestos a morir de amor

0

Te pido de favor que ya no busques, que no me hables, que dejes atrás todo lo que un día vivimos. No me insistas porque ahora tú eres el que saldrá lastimado y terminarás perdidamente enamorado de mí.

Pasé por momentos muy difíciles, hasta llegué a pensar que iba a morir de la tristeza. Experimenté un sinfín de emociones, sentimientos, parecía que el mundo se venía encima. ¿La razón? Así es, es lo que ustedes están pensando, mi corazón y mi mundo se partió en mil pedacitos, tantos pedazos que jamás pensé que se pudieran recoger; sufrí, lloré, me cuestioné si se podía sentir tanto dolor a la vez. Siempre creí que una desilusión amorosa se sentiría feo, pero jamás me imaginé que sería desgarradora. Los primeros días pasaron lento; la agonía, tristeza, me consumían. Todo lo viví en silencio, sin poder gritar a los cuatro vientos que sufría por una desilusión amorosa.

Todo lo el ¨AMOR¨ que dijo tener era una vil mentira, sus promesas, su cariño, sus palabras y lo peor, es que ni siquiera lo conocí. Tal vez por eso, tenía impotencia, de cómo sin conocerlo me hizo sufrir de esa manera.

tumblr_lfenc0EXrJ1qgy02bo1_500

Con el tiempo y gracias a personas que estuvieron a mi lado, me di cuenta que no estaba derrotada, que podía salir de esta situación. Me acerqué a DIOS y supe que tenía las respuestas a todo, gracias a todo lo que sufrí, me hice fuerte. Descubrí la felicidad plena, me descubrí a mí misma; y no porque dependiera de esta persona, sino que a veces tenemos que vivir distintos tipos de sufrimientos para poder valorar la vida, descubrir lo que nos hace feliz.

Con esta experiencia aprendí que nadie muere de amor, que debemos conocernos a nosotros mismos. Para encontrar el amor, primero tenemos que enamorarnos de nosotros mismos, aceptarnos con fortalezas y debilidades. Una vez hecho eso podremos amar a las demás.

Jamás depender de otras personas. ¿Qué si creo en el amor?; ¿Qué si me podría enamorar de nuevo? La respuesta es sencilla: claro que lo haría de nuevo, es más estoy en busca de él. No te debes dejar vencer por desilusiones.

Los ciclos se cierran y siempre habrá nuevos caminos que me inviten a la felicidad, a encontrar de nuevo el amor y recordar que nadie muere de amor.