Respóndeme esta pregunta: ¿Eres feliz?

0

Dime  ¿Eres feliz?

Si fueses 60 años más viejo y estuvieses en tu lecho de muerte ¿Qué te gustaría haber hecho cuando eras 60 años más joven? Hablo de justo éste momento de tu vida…  ¿Estarás orgulloso de la vida que tienes en éste preciso momento?

Debo aclarar que soy una persona feliz, que es feliz en este momento por la simplicidad de ser libre. Y es que la libertad es para todos, sólo que últimamente todos se han metido en la cabeza que la felicidad se encuentra en el dinero y en otra sarta de estándares que son completamente ridículos.

No, mi querido lector, si estamos tan mal es por el simple hecho de que nos han incrustado en la cabeza patrones de una » Vida ideal » de lo que significa ser próspero y como si fuese pirografía nos marcan en nuestras mentes con esas ideas: Que si quieres verte bien, tienes que medir más de 1.85; que los abdominales tienen que ser en six pack, que sin un auto no eres nadie o sin un título te vas a morir de hambre. Lo admito, yo fui víctima de los ideales de ésta «moderna» sociedad, trataba de encajar en los estándares y de sobre salir y aunque muchas veces lo logré en el fondo me sentía frustrado porque era algo que simplemente no quería ser.

1

Luego de mucho sufrimiento totalmente absurdo y estúpido, luego de llegar a un punto tan bajo en la depresión y casi al borde del suicidio… logré vislumbrar un camino que ahora me alegro de haber seguido. Yo que siempre he sentido la muerte tan cerca desde que tengo memoria, que no logro verme vivo más allá de los 25 años, me siento en paz y soy feliz.

Soy feliz porque soy lo que quiero ser, estoy donde debo estar, hago lo que quiero hacer; porque no soy la marca de zapatos que uso para ir al trabajo, ni la comida que como en los restaurantes que visito, tampoco soy el dinero que cargo en mis bolsillos, ni los regalos que me gusta hacer a las personas que valoro.

Soy libre, soy feliz y aunque sepa que no viviré mucho tiempo, viviré así  hasta el último momento y lucharé por mantener mi existencia en éste estado: Sin etiquetas, sin conceptos, libre de caminos predeterminados. Y entonces, cuando esté en mi lecho de muerte diré con una sonrisa: Fui lo que quise que ser, estuve donde debí estar, hice lo que quise hacer, viví…

Entonces, sean libres. No dejen que nada ni nade los detenga y los etiquete, que nadie  pueda quitarles la oportunidad de ser felices… ¡VIVE LIBRE!

 

«Lo menos frecuente en este mundo es vivir. La mayoría de la gente solo existe» 

Oscar Wilde.