Renuncia a mí cuando no tengas el coraje de quedarte…

0

Renuncia a mí cuando ya no tengas el coraje de quedarte a mi lado, por favor no te hagas el valiente creyendo que no me daré cuenta de que ya no provoco lo mismo en ti.

Renuncia si ya no sientes el deseo de verme como antes, cuando mis miradas ya no provoquen sonrisas coquetas que delaten nuestro amor,  cuando ya no sientas los mismos nervios en cada cita que tengamos, cuando ya no te brille la mirada con mi presencia,  cuando ya no te haga temblar el roce de mis labios.

Claudica  como un cobarde cuando ya no tengas el coraje de seguir conquistando nuestros corazones, renuncia cuando tu amor se termine, por favor renuncia a mí cuando la sensación de sentirme cerca ya no sea un deleite en tu vida.

Abandóname cuando no tengas el coraje de quedarte en mi vida, cuando ya no sea prioridad en tus pensamientos cuando despiertas o antes de dormir, no te hagas el valiente ocultando lo que ya no sientes, con miradas ya no tan leales ni llenas de amor; no pretendas negar que aún sientes algo cuando tus besos te delaten diciendo lo contrario. Por favor no te arriesgues a quedarte cuando tienes deseos de irte.

city-lights-dark-vintage-girl-vintage-Favim.com-912237

No lastimes a mi corazón haciéndole creer que quieres seguir intentando si las fuerzas y las intenciones se han acabado.

Despréndete de mí  cuando ya no quieras estar, cuando ya no quieras construir un futuro juntos, cuando ya no sientas ese TE AMO cargado de sonrisas y sueños, cuando el sentir de irte sea más fuerte que los recuerdos acumulados durante tantos años, cuando el amor no sea suficiente para que te quedes.

Retírate como un caballero de mi vida de la misma manera que llegaste;  te pido que te vayas por la puerta grande como se van los que dejan un recuerdo inmenso en la vida de quienes la tocan; ármate de valor  y aprende a decir ADIÓS cuando ya no tengas el coraje de quedarte; cuando no tengas las mismas ganas ni los mismos deseos que tengo yo de permanecer a tu lado toda una vida. Aprende a renunciar a mí cuando no tengas el coraje de quedarte…

«Quisiera  que nunca desaparezca esta sensación de no tenerte lo suficiente entre brazos, porque aun estando juntos miles de horas seguidas, siempre me faltará tiempo para amarte más». –Mayra Valencia.