Reír

0

Hacía muchas noches que no reía como reí esa noche…
Hay muchas historias que no cuento, no las cuento para no arruinar las cosas.
Reí como la niña inmadura que soy.
Reí con el alma, el corazón y hasta con los calzones.

Podría recordar casi, casi, todas las cosas que me dijiste y que me hicieron reír tanto.
Podría casi hacerlo, pero seguro no lo haré…
No lo haré, porque como la estúpida dramática que soy,
echaré todo a perder con mis miedos y ansias de saber qué pasará entre nosotros.

Dijiste, entre tanta bobada, dijiste que eso había sido una cita.
Lo dijiste mientras tú te reías como yo…
También dijiste tener tantas cosas en tu interior;
Dijiste que nos veríamos el siguiente sábado.