QUIEN TE ENCONTRÓ

0

Me pregunto y no entiendo, como fue que me fui tan lejos y me perdí, buscando otros horizontes ajenos a mi.
Me pregunto, que tan profunda fue la caída, como para que después de tanto tiempo fuera posible darme cuenta de que vivía en un engaño. 
Siendo presa de una decepción construida con esmero y anticipación por mi misma.
Caí muy hondo y fue tan necesario hacerlo, que cuando parpadee me di cuenta de que veía pero al mismo tiempo no podía distinguir nada, en oscuridad mas nada. Me perdí. 

Perdí lo que tenía, perdí el motor, ese motor que tarde o temprano es necesario para seguir, para impulsarte e ir más allá, o tan solo ir, mantenerte en movimiento.

Me perdí a mí y fue intencional, fue mi intención hacerlo, huí de mí, para después encontrarme y no querer volver a dejarme ir a lo vacío, lo hondo del camino, un camino que no termina y mientras así permanezca quiero poder caminarlo siendo yo misma y volver a encontrarme cada vez que sea necesario, porque solo al perderme y encontrarme de nuevo puedo darme cuenta de que hubo alguien que me encontró primero, antes de que yo lo hiciera, antes que nadie, antes que todo. Antes que nada y que lo es todo.