¿Qué será de ti?

0

Han pasado ya muchas lunas desde que nos dijimos adiós, el silencio en esta noche me trae tu recuerdo. Tantas veces he querido preguntar si alguien sabe algo de tu vida, tantas veces he querido enviar un mensaje que he escrito y borrado, pero no, nunca lo mando. Nuestra historia llegó al final y no hay más remedio, pero simplemente son tantos momentos que pasamos juntos y bellos recuerdos los que me hacen preguntarme hoy: ¿Qué será de ti?

En mi soledad te escribo con la esperanza de que algún día leas esta carta. Nunca fuiste mi alma gemela, ni mi media naranja y ahora lo comprendo. Tuvieron que pasar muchas noches de angustia, muchos días de sonrisas fingidas, muchas lagrimas derramadas para que me diera cuenta que no me haces falta, pero has dejado huella en tu paso por mi vida y eso, eso no se olvida.

Me pregunto: ¿cómo estás?, ¿has cambiado de empleo?, ¿habrás terminado de leer el libro que te regalé?. Confieso que por mucho tiempo mi orgullo y amor propio me impidieron tomar el teléfono y marcar tu numero, aunque seguramente no responderías mis llamadas (supongo que ese fue el verdadero motivo). Pero hoy, viene tu recuerdo a mi mente y hoy más que nunca se que siempre has estado presente…

Cuéntame… ¿Qué ha sido de ti?

¿Pensarás en algún momento en mí?