Puentes

0

¿Has tenido alguna obsesión? Pues la mía lleva por inicial una «p».
Hay muchos lugares a los cuales puedes ir: la playa, el bosque, la pradera, las montañas, una cueva… Tu habitación, pero, si yo pudiera ir a un sitio en específico, ese sería un puente, en cualquier parte del mundo, bajo cualquier condición.

Siempre he pensado que, aunque todos los lugares a los cuales se puede ir, los puentes deberían ser más visitados, no porque sea donde pones un candado cuando estás enamorado, o porque lo necesites para cruzar o continuar el camino, más bien porque, un puente es mágico, ¿lo habías pensado? Te diré mis motivos y tal vez pienses, más tarde, algo similar. Los puentes han sido creados para llegar a algún sitio, para cruzar el río al principio, luego para evitar accidentes entre peatones y automóviles; útiles para que los trenes superaran los límites naturales y, posteriormente, los autos, los maravillosos puentes unen.

Palabra mágica: unen. ¿Alguna vez te has fijado que, las manos, al entrelazarlas con las de alguien más, unen sus cuerpos de alguna manera? Eso pasa con muchos puentes, en este caso podría hablar de El Baluarte, que une dos estados en México, es tan impresionante que exista. Pero no sólo tus manos te unen a alguien, también los abrazos, cuando lloras, y te consuelan existe esa breve transmisión de sentimientos persona a persona, si esa persona que te da el abrazo está feliz, lo sientes, igual si está deprimida o molesta. Más allá de los abrazos, existen las miradas, los besos… Una canción o un libro. Los puentes a los que a mí me gusta ir son, por lo general, esos donde un sentimiento pasa de una persona a otra, porque es la más clara señal de que hay una unión entre dos o más personas, una «transfusión» de emociones de la manera más pura y sin interrupción.

Los puentes, esos mágicos lugares que te llevan de un sitio a otro, a veces a ti y a veces a alguien más. Los puentes som maravillosos, tienen todo aquello que necesitamos para estar en contacto los unos con los otros. Así que sí, un puente no siempre es físico, pero siempre une, he ahí su magia.