Presente y ausente a la vez…

0

Es difícil explicar la manera en que fuiste formando parte importante en mi vida, la manera de manifestarte entre mis sentidos y esa sonrisa que sólo tú sueles provocarme.

Recuerdo perfectamente la vez que te vi sonreír por primera vez, quedé fascinada por el brillo que deslumbraron tus ojos, contagiando de paz y serenidad mi mirada que sólo se centraba en ti. Poco a poco fui descubriendo el ser maravilloso que hay en ti, me fuiste envolviendo con tu manera de ser tan sutil y dulce a la vez, que por fuera solo demostrabas rudeza y un poco de timidez ante la vida.

Ibas plasmando  en mí, recuerdos que con el paso de ellos sabía perfectamente que siempre se impregnarían en mí, es así como te siento tan presente a cada segundo que pasa de mi vida; jamás llegué a pensar lo que significarías para mí.

Eres tan diferente, que eso me hace anhelarte más, cada momento vivido a tu lado descubro un detalle más de ti que me hacen elegirte una y otra vez al pensarte. Tengo la necesidad de tenerte cerca, saber de ti, sentirte…

Me abruma la idea de estar ausente en tu vida, TAL VEZ FÍSICA Y NO MENTAL, pero es una ligera impotencia con la que tengo que lidiar a diario, que se me hace desgastante al paso de los días, para la fuerza que tengo de mantenerme lejos de ti a mi parecer.

tumblr_menzoiuse41qjlza9o1_500_largehorz_1

Debo confesar que mis pensamientos e incluso mis sueños no conspiran mucho  a mi favor, se vuelven una carga negativa cada vez que vuelven mis pies a estar sobre la tierra, recordando la situación de que no estás a mi lado.

Inclinándome por lo que deseo, estoy consciente de lo que eres, de lo que he encontrado y el valor que tienes, me aferro a la idea que te quiero en mi vida. Lograste despertar en mí, las ganas de construir una vida y lo que venga por delante, de cuidarte y valorar cada paso que des en todo.

Aunque cayendo en la realidad, los tiempos siguen sintiéndose eternos, que cada día parece sentirse tan sofocante, que no parece terminar.

A menudo estoy en constante debate, entre mi sentir y mi pensar, para suerte tuya… Siempre gana mi sentir; la mejor prueba de ello, es verme aquí, esperando por TI.