Mientras te pienso, tu vida avanza…

0

Mientras te pienso, tu vida avanza, y a pasos de gigante lo hace… Da igual lo que yo piense, no importa lo que yo quiera, lo que cuenta es que no estás… Si volviera hacia atrás en mis pasos, estarían dispuestos a pisar contigo, volvería a ensuciar mis zapatos sólo con la idea de repetir cada uno de los días que tuvimos la suerte de compartir… Pero esta vez lo haría sin pausas, con los ojos bien abiertos y todos mis sentidos en alerta al cien por ciento; sabiendo ahora de antemano y con la sabiduría que te da la distancia.

Porque si volviera a respirarte lo haría con tantas ganas que ni siquiera tú podrías olvidar mi olor…
Porque si volviera a besarte  puedo asegurar que tardarías toda una vida en encontrar quien te besara igual…

Porque si volviera a tus brazos no habría cuerpo en este mundo que encajara tan a la perfección como el mío  con el tuyo…

Te decía que tu vida avanza igual que lo hace la mía, pero a diferencia de ti, la mía cojea, le falta un punto de apoyo, le faltas tú… Con tus manías, con tus costumbres, con ese aprender a querer que estabas empezando a tener conmigo, con esas primeras veces que aprendimos a tener juntos, con ese «sólo contigo» que todos los días nos decíamos… Con esas conversaciones improvisadas que no encontraban la manera de irse a dormir… Qué bien estábamos así.

Con esa perfección absoluta de la que nos gustaba presumir… Hasta en eso coincidimos… ¿Y todavía se te parece raro que te diga que me faltas?
Es que si volviera, contigo, nunca jamás en tu vida me dejarías volver a ir a ninguna otra parte…

Serías tú quien me diría: «Quédate conmigo».