Porque me olvidé de mí por pensar en ti…

0

Toda la vida había soñado con encontrar a aquel príncipe azul, ese que te pintan en los cuentos de hadas, ese que te rescata con su brillante armadura y que con sólo tomarte entre sus brazos te hace sentir única, querida y especial.

Y sin embargo te encontré a ti… En un momento de necesidad, de fragilidad ,en el más adecuado quizás. Tan perfecto e imperfecto a la vez y mentiría si te digo que me maravillé tan sólo al verte, me tomó tiempo, pero lo vi o eso creí .

Me dejé llevar, deje que tú guiases mis pasos, casi tal vez como un ciego se fía de su perro fiel, pero tú no eras tan honesto, ni tan amable o apacible y eso tardé en verlo. Me encerré en ti, creí que mi deber era hacerte feliz, aun sientiéndome yo incompleta. Dejé mis sueños, mi vida y todo aquello que me definía como ser humano por complacerte, pero no te bastó… Te acomodaste tanto que creíste que lo que tú ofrecías me era suficiente, te volviste egoísta, maximizaste tus prioridades ignorando las mías, dejaste de lado mis caricias, mi sinceridad y mis esfuerzos…Olvidaste que te amaba.

No sé en qué momento perdí el rumbo, ni en qué momento me desatendí tanto, ya no era sólo por ti era por mí, y es que: ¿Cómo fui capaz de ignorar que tú no caminabas conmigo?, ¿cómo me arriesgué a tanto? ¿Cómo no me di cuenta de que al final estaba sola aun estando tú a mi lado?.

Reconozco que no todo fue tu culpa… Pues gran parte fue mía , me acostumbré a ello, te acostumbré a ello. Y ahora es lo único que ves…

Perdóname si he decidido tener voluntad propia, si aprecio más tus defectos que tus virtudes, si ahora me he desecho de ese amor que lo único que hacía era retenerme y empequeñecerme, si he decidido no luchar más por ti…
Perdóname por quererte menos…

Perdóname porque aprendí a quererme más a mí.