Por desgracia te amé…

0

Después de años de suplica lograste terminar con una linda amistad para convertir nuestro amor en fracaso. Te supliqué que te alejaras, que no pertenecías a mi mundo, las cosas eran diferentes y las peleas eran diarias.

Estaba cansada de hacerte entender que una amistad como la nuestra no debía de romperse con falsas ilusiones, pero insististe y te acepté, confié en ti, te entregué todo y fallaste.

Las peleas diarias y tus comentarios sarcásticos acabaron con mi amor, con mi paciencia y me quitaste las ganas de seguir demostrándote lo mucho que te amaba. Me volví fría y  amargada, fastidiada de verte todos los días, cansada de tus celos y desconfianza cuando realmente tú eras el que fallaba.

Si me juraste amor desde el comienzo ¿Qué te hizo cambiar de opinión?, qué te hizo darle los buenos días a alguien más y empujarme al vacío. Mi decepción por ti fue grande, tan grande que jamás pude creerlo ni entenderlo, ¿cómo es que alguien que desea tanto algo y se tarda tanto en conseguirlo, lo tira a la basura en cuanto lo tiene?

Ad not found

¿Cómo es que después de tanto odio solo quería volver a verte y llenarte de abrazos?, a pesar de todo tú me conocías muy bien y me aceptabas toda, estabas ahí en cualquier momento que yo te lo pidiera. Pero eso ya no era amor, era un suicidio, pretensión tonta de volver a sentir lo mismo de tantos meses, pero jamás se repite, jamás se repitió.

Tuve que aguantar a tantas mujeres en tu vida, que cada vez que te conocía otra se rompía un pedazo mas de mi alma, hasta que logré olvidarte y pude recordar lo malo, que en realidad era la mayoría de los momentos que pasamos, cada uno, un terrible error, sufrimiento e impotencia de no poder hacerte entender, que si te quería, te quería bien y solo para mí.

Te quería como te conocí, un loco tratando de conquistar a aquella amiga suya que lo llegó a amar.