Perdiendo, también se gana…

0

Después de tantos escritos, de tantos momentos refugiados en la mente, llega el momento de cerrar lo que un día comenzó como un refugió, pues la escritura se volvió el mejor lugar que visitaste en momentos de dolor incluso. El amor, desamor, enojo, soledad, tristeza o cualquiera que sea la emoción o sensación, no es el motivo que te incita a redactar. Esta vez buscas dedicarle un par de letras al hombre detrás del nombre, ese hombre que no supo quién es, hasta que el destino lo llevo a reencontrarse consigo mismo por primera vez.

Viajaste por la incertidumbre, naufragando en un mar de emociones desconocidas, pues la soberbia te tenía atrapado en las redes de melancolía. Te enamoraste de tantas cosas que dolían, herido por una historia que tenías reprimida. El fin del ciclo se avecina, alcanzando metas, culminando una experiencia que te hacía sentir muerto aunque suene muy fugaz.  Abriste puertas de tu mente que no se tenían que abrir jamás, aceptando el miedo que implicaba alcanzar una transformación que a veces sangra pues no ha cicatrizado todavía.

Estás ahí sentado escuchando una de tus tantas melodías favoritas, viajas a través de miles de recuerdos, un año difícil es lo que viviste en cada momento durante este proceso, lo que te lleva a pensar ¿De qué está hecho el recuerdo?. Vaya que es una incógnita bastante compleja, descubres que la frase “para siempre” es una expresión fantasiosa, pues el cobijarte con sus letras te lleva a ilusionarte olvidándote de la realidad.

Aprendiste que cosas, personas, momentos, risas,  se marcharan, si tienes fortuna algunos se despedirán, otros sólo partirán, entenderás fácil o difícilmente que su  momento ha concluido, pues las cosas que te enseñaron ellos/ellas, quizá ya se ha aprendido logrando en ti un gran cambio que te ha ayudado.

tumblr_lydwvufNv51qfcvr9o1_500

Habrá personas, mascotas u objetos que amas, personas o mascotas que aunque parezcan que han muerto, objetos que parezcan haberse perdido por siempre se mantendrán vivos, pues no se muere alguien o no se pierde algo si siempre son recordados.

Perdiste amigos que necesitaste en momentos de tempestad, que se fueron; sin embargo  la vida te compenso, encontrando a otros que vienen a regalarte mejores momentos, sean buenos o malos, envolviéndote con el calor de una familia que tu elegiste, forjando estrechos lazos que son trastocados por el calor, la ternura, la lealtad y el amor que emergen de su bello corazón.

Que irónica es la vida, a veces cuando quita, da, y cuando da, quita. Exponiéndote que personas a las que tomabas con poca relevancia son las que hoy te acompañan, pintando días grises en una gran variedad de colores.

Habrá cambios que siempre suelen doler, pero que siempre traen ganancias. Habrán pérdidas que te preparan para confrontar miedos que experimentaras en este mundo, perdidas que te enseñaran como estar preparado para enfrentar la vida, perdidas que te mostrarán cómo enfrentar la vida sin estar preparado. Habrán momentos que te llevarán a encontrarte con una luz, habrán momentos que te llevaran a encontrarte contigo mismo…

Habrán adiós con sabor a un Hasta siempre