Para ti que aún no conozco, pero que espero con ansias…

0

Para ti que aún no llegas porque el destino dice que aún no es tiempo, para ti que vienes lento pero con paso firme hacia mí, para ti que aún no conozco pero que espero con ansias, porque sé que llegarás y debo advertirte esto sobre mí…

Debes saberlo, soy una persona muy apasionada, desde siempre lo he sido y admitiré que habrá veces que pueda llegar a fastidiar, lo siento, desde hoy lo siento; pero es la manera en que me gusta comunicarme, me gusta abrazar, me gusta sentir, me gusta oler, me gusta conocer. Habrá días en los que observarte hacer nada como dormir o pensar mirando hacia el vacío, me resultará de lo más exquisito, porque la simplicidad es algo que la gente ha olvidado, las poses son algo tan común que apreciar momentos sencillos se han vuelto algo bohemio; aunque en la vida la mayor parte sean siempre los más reales y los que de alguna forma nuestra mente recuerda por más tiempo.

Al menos así funciona en mi cabeza.

A ti mi futuro amor, quiero decirte que también tengo manías raras, rituales que hago en secreto y me gustaría compartirlos contigo, tengo gusto por cosas extrañas, por películas olvidadas, por culturas escondidas, me gusta la gente desde adentro y suelo ponerle música a cada parte de mi día.

Sí, muchas cosas aquí están en desorden y puede que en más de una ocasión no sepas por dónde pasar, pero tú, mi futuro amor, quiero que sepas algo más: todo lo que halles aquí será tuyo, serás libre de ordenar como quieras e incluso agregar más libros a mi repisa, puedes re-acomodar a tu antojo, pero por favor no deseches nada; porque cada cosa aquí es parte de mí y de lo que soy.

Prometo hacer lo mismo contigo, prometo cuidarte, prometo quererte, te he esperado tanto y he pasado tantas cosas para llegar hasta aquí, que me he vuelto experto en detectar señales de alarma; me han lastimado y confundido tanto el corazón que al momento de tu llegada te recibirá con toda esa alegría y esperanza que ha albergado todo este tiempo, aquí no te faltará amor.

Pensando en ti me imagino mostrándote mis lugares favoritos en la ciudad, compartiéndote los sueños extraños que tengo por las noches y escuchar los tuyos, contándote esas anécdotas de niño tan vergonzosas y reír hasta que nos duela la cara. Verte reír y mantener esa sonrisa por mucho tiempo en mi vida, convertirte en mi hogar, hallar en ti un refugio, consuelo y paz.

A ti mi querido amor que aún no conozco, me gustaría decirte que no temas nunca al recorrido, que al final de todos estaré esperándote…

Porque así es el destino, para lograr sanarte, para sanarnos, para amarnos.