¿Obsesión?

0
BO - Hans Herbots/Caviar Films.

¿Alguna vez has puesto atención a todos los pensamientos recurrentes en tu vida? ¿Cuántas horas al día dedicas a «pensar» en algo una y otra vez? Y ¿realmente piensas en eso o sólo le das vuelta una y otra vez a la misma idea, el mismo recuerdo, el mismo sentimiento, la misma discusión, el mismo criterio, la misma imagen de la misma persona?

El pensar es un ejercicio que implica enfocarnos, analizar, resolver… Si solamente le damos vueltas una y otra vez a la misma cosa en nuestra mente, en realidad no estamos pensando… Lo que estamos haciendo es «rumiar» algo o alguien. Es mantener una actitud OBSESIVA acerca de las cosas.

 La actitud obsesiva, lo que genera en nuestro organismo es ansiedad debido a varias razones:

  1. El traer al momento presente cosas que ya sucedieron, le dice al cerebro que están pasando en ese momento, ya que no es capaz de distinguir si es pasado o presente. Si nosotros hacemos presentes esos recuerdos e imágenes para el cerebro es como si se estuvieran llevando a cabo en ese momento. Por tanto, reacciona ante lo que  «ve».

  2. Revivir una y otra vez esa emoción,  hace trabajar a todo el sistema endocrino: se genera adrenalina, se aumenta la actividad del sistema simpático, aumenta el ritmo cardíaco y el cuerpo se prepara para la huida. Porque el cerebro trata de proteger al organismo.

  3. Si la emoción es triste, entonces la producción de dopamina y serotonina  disminuye y se cae en constante depresión o desánimo.

  4. Si este proceso de recordar (pasar nuevamente por el corazón) se lleva a cabo repetidamente a lo largo del día, todo el organismo se desequilibra cada esto sucede. Agotándonos física, mental y emocionalmente.

 Los pensamientos obsesivos hacen mucho daño no sólo a nivel fisiológico, también afectan la productividad y la forma en que afrontamos la vida.

2

¿Te has dado cuenta del tiempo que inviertes en estar dándole vueltas a lo mismo una y otra vez? ¿Las cosas que dejas de hacer o escribir o aprender? ¿El tiempo que no inviertes en platicar o pasarla bien con otras personas? ¿Todo el mal humor que se acumula en tus entrañas?porque además el recordar las cosas no implica resolverlas; tampoco implica avanzar emocionalmente o dar un paso adelante en nuestra vida. Los pensamientos obsesivos sólo frenan nuestro desarrollo y crecimiento personal.

 La Obsesión es una forma de adicción. Nuestro cerebro se hace adicto a las dosis de neuro hormonas que se generan  con los pensamientos obsesivos, por eso es tan difícil aveces romper el hábito de recordar una y otra vez las mismas cosas o personas. Y por supuesto, hace difícil la convivencia para con los demás por lo mismo.

1

¿Se pueden romper los hábitos obsesivos? Sí. Todo es posible en la vida. Y para lograrlo es importante empezar por hacer consciencia. Es decir, darnos cuenta del daño que nos hacen y empezar a analizar el impacto que tienen en nuestra vida y en nuestro desempeño.

¿Es fácil? Todo cambio requiere esfuerzo, compromiso y CONSTANCIA. No puedo decir si será fácil, todo depende del nivel de consciencia que se tenga y de las ganas reales por cambiar. Es un proceso de des aprender y re aprender a vivir con nosotros mismos.

Lo que puedo dejar en claro es que SÍ es posible y SÍ hay esperanza. Y también hay opciones para empezar el proceso. Si quieres empezar a hacer cambios en tu vida, empieza hoy.

Busca ayuda si la requieres y empieza a dar los pasos hacia una vida más sana y feliz.