No eres lo que siempre quise, eres aún mejor

0

Disculpa si acaso algo de lo que llegue a decir suena demasiado fantasioso, dramático o ridículo; disculpa si tú no te sientes igual y eso te hace sentir incómodo. Disculpa por amarte tanto.

No habré de mentirte, me haces sentir como nadie más ha logrado. No eres lo que soñé, pero cuando estoy contigo me siento en un sueño. Tampoco te necesito para respirar, pero si estas cerca de mí, siento que respiro mejor. Todo el tiempo trato de equilibrar mis emociones y permanecer en tranquilidad, pero tú con sólo tomarme la mano, me haces sentir una paz fuera de lo normal.

Me gustan tus ojos y los adoro más cuando en ellos me reflejo al mirarlos. Me gustan tus labios pero lucen perfectos cuando pronuncian para mí alguna frase a toda prisa. Me gustas tú y todo lo que tiene que ver contigo, aun cuando ese ‘todo’ pueda ponerme de malas. Es catastrófica la manera en que ordenas mi desastrosa vida, que es a simple vista tan normal.

Ahuyentas mis miedos con una sonrisa y con tu despedida los invitas a regresar. Incluso cuando eres torpe, eres un encanto. La forma en que un bello momento se transforma en algo gracioso por tus despistadas bromas fuera de lugar.  Adoro tus lunares y tus pecas, tu suave cabello, tu piel. Me encanta tu voz aunque en ocasiones me aturda y me haga reír.

8

Te pienso a todas horas y cuando no quiero hacerlo es cuando estas más en mi mente. Tus gestos me los sé al derecho y al revés, tus expresiones y el cambio en tu tono de piel cuando algo te incomoda o apena. La forma en que frunces el ceño cuando alguna situación te molesta y cómo lucen tus ojos cuando alguna tristeza te invade.

Tus manos me seducen y no puedo dejar de tocarlas, de encerrar en ellas las mías. Tu sonrisa me tranquiliza y cuando no, al menos sé que contigo a mi lado todo marchará mejor.

Sé que jamás podré saber si te sientes como me siento yo cuando te miro, pero sí sé que cuando me dices que me amas no es mentira… y sé que podría identificar si alguna vez llega  a serlo, pues tu tono de voz no sería tan dulce ni tu mirada tan fija a la mía.

5

Dicen por ahí que el amor tiene caducidad, pero espero que el nuestro sea como la miel o la canela, o ambos a la vez. Si esto ha de durar toda la vida espero que por lo menos dure gran parte de ella. No haré promesas sobre cosas que no están en mis manos para cumplir, pero no está en mis planes dejar de luchar por ti y por mi… por nosotros.

No me haces una persona mejor pero eres la motivación para que yo desee serlo. No eres mi vida pero sabes cómo hacerme sentir viva. Todo lo bueno y malo que ha pasado y todo lo que aún falta por pasar, no parece amenaza cuando nos ponemos de acuerdo para luchar juntos.

Te amo y no pretendo que lo entiendas pero sí que estés seguro de ello. Y es que no eres lo que siempre quise… eres aún mejor, y es por eso que ni siquiera  te imaginé alguna vez.

Escrito por: Mayeli Tellez