Mi tiempo, mi vida

0

En algunas ocasiones nos preocupamos más por invertir tiempo a otras personas, que simplemente nos olvidamos de nosotros.

Tratando de hacer feliz al otro, de facilitarle algunas cosas en la vida cotidiana, pero dime:  ¿Tomas la misma cantidad de tiempo que usas para los demás, para ti?

En algunas ocasiones nos olvidamos de nuestras propias necesidades por satisfacer las de los demás, lo acepto, en el momento es lo mejor del mundo, o podemos creer eso.

Llega un momento, cuando la o las personas a las que dedicabas tu tiempo no están. Es un gran vacío el que se puede llegar a sentir, porque era feliz hacer a otros felices, pero necesitamos aplicar esos consejos hacia nosotros mismos, ser nuestra prioridad y alejar de nosotros todo lo malo, lo que nos agota, lo que nos agovia, lo que nos hace infelices. Traer lo mejor a nuestra persona, hacia nuestra vida.

Somos nosotros mismos los que nos conocemos mejor que todos los demás y ¿por qué no darnos un gusto? Si lo hemos hecho por otras personas. ¿Por qué no hacerlo por nosotros mismos?

Llega el tiempo, tiempo que necesitamos, tiempo que merecemos, tiempo que nos quitamos, pero lo recibiremos al doble.

¡Sé feliz!