Mi reflejo en tus ojos

0

Detestablemente me gustas.

Comprendo que en esta vida pocas cosas salen como se planean. Mírame, que soy el claro ejemplo de que el caos existe. Lo que debía ser a esta etapa de mi vida es solamente un sueño. Pero voy a ser honesta. Y lo seré contigo… Soy una mejor persona cuando estás conmigo de lo que jamás he sido.

Y es que la verdad, mi reflejo en tus ojos tiene otro significado. Mi reflejo en tus ojos es así:

Mi reflejo en tus ojos es puramente humano. Es aceptado con los defectos y los estados de locura constantes. Es perfecto entre el color café claro de tus ojos bonitos. Es «yo» sin tabúes ni complejos, sin prejuicios ni culpas. Mi reflejo en tus ojos es libre y simple. No admite que sea perfecto, pero admite que sea muy puro y más que todo que sea libre.

Amo que mi reflejo en tus ojos te haga esbozar la sonrisa de la que me he enamorado. Amo que al reflejarme en tus ojos aflore tu instinto protector y tus brazos fuertes me cuiden. Que me digas palabras hermosas que me hacen flotar hasta el cielo y amo que mi reflejo en tus ojos también te permita decirme las cosas siempre tan claras. Amo que siempre seas sincero aunque duela. Y es que tus ojos bonitos no admiten mentiras. Mi reflejo en tus ojos es un reflejo que siempre admite tempestades, pero nunca puntos intermedios.

Amo que en esos ojos se refleje tu enojo y que sean persistentes, simplemente directos y cuando el calor de la pasión se sube a tu rostro, amo que mi reflejo se vea en esos ojos rojizos y húmedos de un éxtasis profundo. Simplemente eres bello y quisiera abrazarte para despertar al alba en tus brazos. Mi reflejo en tus ojos, es el único lugar donde estoy a salvo.

Mi reflejo en tus ojos me parece un sueño imposible. De pensar que eras insoportable para mí y que cuando me refleje por vez primera en ellos, sentía ese recelo y esas ganas de odiarte a morir; hoy simplemente quiero que tus labios sean los únicos que rueden por mi piel. Quiero amarte poco a poco y lento, que mi reflejo disfrute a la par se conmigo tu presencia tan pacífica.

Que simplemente naveguen tus caricias por mi piel fría. Que reconforte tu cálido ser mis ganas de no seguir siendo hielo. Que mi reflejo en tus ojos no deje de reflejarse nunca y morir en tus brazos agradecida a la vida por ser la dueña de tu alma. Quiero que ese reflejo que se presenta en tus ojos bonitos, no desaparezca de ellos y se anide en tu alma para que nunca me olvides, para que de mí seas siempre y eternamente mi amor imposible.

Amo que tus ojos hermosos reflejen la locura que se impone en el cuerpo cuando sentimos que no somos mucho el uno sin el otro. Que mi reflejo en tus ojos se ha sentido amado desde el día en que tus labios sonrieron. Me regalaste la sonrisa furtiva y el beso no planeado con el que no solamente te llevaste aquel roce, sino también te llevaste mi alma. Amo que mi reflejo sea tan mimado como el tuyo en los míos.

Son los últimos ojos en los que quisiera reflejarme. En ojos tan bellos. De esos que se meten en lo profundo del alma, de la mente.

Mi reflejo en tus ojos, es lo que quiero mirar. Y es que al mirarme en tus ojos entonces sé, que sigues conmigo y que estarás aquí… Aun cuando en tus ojos bonitos no exista más que el reflejo de algún otro ser.

Por el tiempo que dure… Mi reflejo en tus ojos, si es que algún día,  tú decides partir.

Para ti… Ojos bonitos.