Mi destino era encontrarte…

0

Creo en el destino y estaba segura que un día nos iba a juntar. No sabía cuándo, ni en qué lugar, ni mucho menos a qué hora, pero sí sabía el único propósito: que se encontraran nuestros ojos, que chocaran mágicamente nuestros cuerpos y se reconocieran nuestras almas que llevaban años conociéndose sin saberlo.

Que quedaran las penas, el dolor y la nostalgia atrás, que sanaran las heridas y que dejara de existir para comenzar realmente a vivir. Estaba completamente segura que ese día llegaría; tarde o temprano y sabía que cuando llegará estaría preparada. Ya no sería inmadura, indecisa y ya no tendría miedo y así todo tendría sentido.

Y sí, llegaste justo en el momento en que me estaba rindiendo, en el que la soledad me estaba venciendo, llegaste justo a tiempo. Aquí estás, aquí estoy, aquí estamos, juntos los dos. Sé que habrá momentos en los que no todo va ser perfecto. Pero estoy convencida que lo que tengo contigo es de esas cosas que sólo se viven una vez. Eres lo que siempre soñé, no sé por qué tardaste tanto en llegar, pero lo que si sé….

Es que valió la pena esperar.