Mereces un amor libre…

0

El amor es una decisión, elegir a una persona a la cual le vas a compartir un mundo. El amor es ser libre, es sentirte irreconocible, es una esclavitud, una esclavitud a la libertad. Por consiguiente recuerda que:

Mereces un amor que te haga sentir seguro/segura, un amor que logre comerse el mundo si camina de tu mano, que sientan que sus brazos se ensamblan perfecto con tu piel.

Mereces un amor que te aliente y no te decepcione, un amor que quiera bailar contigo, no importando el lugar, momento u espacio, que visite las mieles del paraíso cada que mire a tus ojos, y reconozca el placer de besar tu par de labios color rojo.

Mereces un amor que no se canse de leer tus expresiones, que no se aburra de conocer cada una de tus emociones, mereces un amor que te escuche cuando hablas, que te escuche cuando callas, que te apoye en tus ridículos, que respete tu confianza, que respete tu libertad e independencia.

191

Mereces un amor que te acompañe en la cima y también en la caída, que no le tema a la autonomía. Mereces un amor que se lleve las mentiras, que te regale más días con sonrisas. Mereces un amor que te cobije, un amor que no siempre será perfecto, y que sin embargo te dará muchas experiencias y momentos de inigualables de afecto.

Mereces ser el uno para el otro, sin hostigar, mereces ser tú mismo, sin sentirte juzgado, sin sentirte desconfiado, mereces ser amado/amada, en defectos y virtudes, en triunfos y fracasos.

Mereces dar y recibir lo mejor, luchar por una relación, siempre y cuando consideres que te conviene y que es la mejor opción.

 

 

Para una hermosa niña, que me ayudó a convertir este escrito en una realidad. Elizabeth Arriaga.