Me hizo volar sin marihuana

0

Esta tarde estaba decidida a fumar un poco de hierba cuando choqué con él…

Es un idiota más, pensé para mis adentros cuando lo miré. Sonrió y me ofreció un trago, pero por alguna extraña razón no lo quise; era algo que ni yo podía entender, en los últimos meses me había vuelto una borracha que bebía 4 de cada 7 días por no sentirme sola, era no una adicción pero sí un buen acompañante; los días que no bebía me sentía, sola, vacía y sin ganas de nada.

El alcohol ya no llenaba todo ese vacio, así que me había decidido a probar con marihuana. Mis amigos dicen que es tan mágica que te hace volar, te hace olvidarte de todo y sentirte en las nubes y yo estaba dispuesta a comprobarlo, hasta que este imbécil me interrumpió.

Sonrió y dijo su nombre, le devolví la sonrisa y huí de ahí para seguir con mis planes, pero al llegar a casa ya no pude, me sentía extraña, rara no era yo; no tenía ganas de beber, tampoco de fumar y lo más extraño, ya no me sentía sola; sólo podía pensar en aquel chico, en la forma en que me sonrió y en su mirada; me sentía feliz  he de admitirlo.

Me  acosté pensando en aquel chico, imaginando reencuentros con él, lo podía ver sonriéndome cuando cerraba los ojos y al despertar por la mañana, tenía un mensaje de un numero extraño, era él.

Después de aquel mensaje salimos y cuanto antes lo hice mi novio; todo esto era nuevo para mí, no permitía que ningún chico se acercara a mi vida, pero éste era diferente; cuando estaba con él me sentía fenomenal, me podía comer este pequeño mundo a mordidas, dejé de beber, de fumar, de sentirme sola, este hombre me hacía feliz y entonces me di cuenta que también podía volar, volar sin mariguana; él era mi droga y no necesitaba otro vicio mas que estar a su lado.