Me gustaría saber qué se siente estar enamorada…

0

Reflexión solitaria.

Me gustaría saber qué se siente estar enamorada, por un momento, aunque fuese muy pequeño, me gustaría pensar que no hay mejor lugar para estar sino en los brazos de una persona, dormir pensando en su sonrisa y despertar con el más dulce “Buenos días”. Me encantaría poner en manos de algún ser este pensamiento, aunque tal vez nadie lo entienda, no por completo.

Las personas se fijan en algo más simple, tan aburrido, tan común y perecedero, hasta parecieran robots con el mismo chip. Que si ésta o aquélla tiene la figura tal, si esa otra come verduras o carne, y si folla o no bien. Para eso estamos ahora, sólo para criticar cuánto se hace físicamente; muchos van al gimnasio para conseguir una esbelta figura, aunque la mente esté llena de basura, aunque no lean, aunque de Marx ni el nombre sepan. Son personas guapas, pero no hermosas.

Una persona hermosa debería no sólo fascina con su presencia, debería ser sabia, astuta, inteligente y oportuna, sensible, comprensiva, pertinente. La persona hermosa está llena de cualidades, dotada de una mente imaginativa, tan increíble y positiva, que será difícil dejarla de lado. Esa es una persona hermosa…

10539-Thinking-Girl

Tal vez lo que yo busco es una persona hermosa, porque las bonitas, las guapas, las coquetas me quedan cortas, porque siempre tienen un límite dentro de sí, porque tienen miedos, están a la expectativa, se aburren, se cansan, se duermen. Las personas bonitas, las que no quiero, han tropezado por mi camino, las he ayudado a levantarse y he sentido algún cariño especial, tan especial que he llorado por su bienestar, aunque esté lastimada. Las personas bonitas son sólo experiencias gratas, despedidas dolorosas y sonrisas: son tan poco.

Las personas hermosas son bienvenidas siempre, son vidas, sueños y palabras hechas realidad, las personas hermosas están llenas de sorpresas, de carcajadas, lágrimas y verdad; las personas hermosas son aquellas capaces de despertar en ti curiosidad, felicidad y agonía al mismo tiempo, son aquellas que con sólo una sonrisa te harán imaginar una vida a su lado y no sólo una noche. Las personas hermosas están repletas de eso que yo quiero, de todo cuanto he imaginado, aunque es una lástima que las personas hermosas se estén convirtiendo en bonitas, guapas o coquetas.

Tal vez por eso aún no me siento enamorada, porque continúo buscando a una persona hermosa.