Me conviertes en alguien terrenal

0

Siempre fui una joven «diferente» a las demás. Según lo que la sociedad decía.

Siempre abrazada a lo espiritual, buscando a Dios incluso en una gota de lluvia.

 

Pero llegaste tú y lo cambiaste todo.

Y es que cuando estoy contigo, me olvido de lo espiritual y me centro en lo físico.

Me centro en tus labios, en tus brazos.

En la pasión que se desborda al besarnos.

 

Me olvido de mi centro, del equilibrio, de no entregarle mi energía a quien no la merece.

Me olvido de lo que he venido pregonando durante años.

Me centro en ti, mi centro eres tú.

 

Tu boca. tus labios, que me dan más de lo que había pedido.

Tus besos, inyectados de una energía como nunca había conocido.

 

Me pierdo entre tus piernas, en ese sexo que me otorgas sin pedir nada a cambio.

Me hundo en tus brazos y en esa sensación de bienestar que me da estar en ellos.

 

Me pierdo en ti, en cada uno de tus rincones.

En cada una de tus esencias.

Desbordo mi energía tratando de reconocerte,

de memorizar cada rincón de tu cuerpo.

para cuando me faltes; que ruego al universo jamás suceda.

Tenerte tan adentro, que recordarte con todo y tus malos momentos, no se convierta en un reto.