Lo que fui contigo…

0

Nunca te hice un berrinche, jamás te hice una escena de celos… Siempre acepté tus condiciones para vernos y comprendí tus razones para no hacerlo, procuré darte tu espacio para tus planes, supe que tu trabajo era antes que todo.

Amé tu sonrisa y esa capacidad que tenías para que olvidara mis enojos con una de tus tonterías, ésas que decías cuando estaba enojada y convertías cualquier pelea en un mundo de carcajadas. Contigo no tenía miedo ni sentía celos porque me sentía segura de que estabas a mi lado porque me querías, por eso me elegiste a mí y yo como tu novia que era no podía rebajarme a pelear cuando sabía que a mí era a quien querías.


Hice detalles que ya no hacía, me entusiasme como una chiquilla, aprendí a ser una mujer con alma de niña, a disfrutar como tú las simples cosas de la vida. Compartíamos ideales, metas y pasatiempos, amaba bailar contigo sin importarme que mientras lo hacíamos no habláramos, pues me bastaba con saber que estaba contigo.

Como pareja teníamos la chispa y la magia que no conocía, contigo lo aprendí todo; por ti quise ser una mejor persona esforzándome cada día por superarme, estaba segura de que podía ser feliz sin ti, pero siempre prefería tu compañía, era dueña de mí misma, era una mujer libre pero enamorada, tú eras mi compañero mi amor mi novio pero seguías siendo libre.


Amores así no vuelven a encontrarse en la vida, fui una mejor persona gracias a tu efímero amor; ¿de qué me sirvió si confiando en ti me engañaste?, ¿si creyendo en tu amor me traicionaste? Eso fue porque olvidé un pequeño detalle, a tu edad el amor era como el alcohol: Volátil…

Todo lo aprendí de ti y ya no te extraño ni te amo, te guardé en mi corazón como un hermoso recuerdo, como uno de los más bellos, te quiero como lo que pudo ser pero no fue…

Ahora sólo añoro a la mujer que por tu amor llegué a ser.