Las personas solas…

0

Todos en algún momento se han sentido solos, por diversas razones. Tal vez no se relacionan por temor de no agradar a otros, aunque siempre habrá alguien que congenie contigo y te considere especial, o porque a lo mejor hubo relaciones pasadas que generaron desconfianza y siente temor a hacer nuevas amistades y a relacionarse de nuevo, o tal vez por timidez, etcétera…

El problema es que muchos se sienten así y esperan que los demás les hablen e intenten acompañarlos,  nadie hace nada por salir y saludar,  por brindar una mano sincera, de alguna manera todos esperan que se acerquen a ellos.

Esperan que toquen a su puerta y les ayuden a dejar de sentirse solos.

Esperan que los saluden, pero no saludan, esperan que los inviten a salir pero ellos no invitan.

Piensa que tal vez también hay una persona que se siente sola al igual que tú… Sé tú quien se acerque a hablar primero, sé tú quien brinde la primera sonrisa. No tienes que esperar porque tal vez la otra persona también está esperando.

sole12

Puede que conozcas a una persona que se sienta sola y no me refiero a un desconocido, sino a alguien cercano; trata de ser tú el/la que termine por darse cuenta de que el mundo está lleno de personas cercanas y que con tu compañía y la suya ya no habrá ese sentimiento de soledad, haz de tu compañía algo dulce, siempre se obtiene dando.

Hasta cierto punto tener momentos de soledad para reflexionar y meditar sobre lo que quieres está bien y es necesario, pero también es igual de necesaria la compañía, somos seres sociales.

Olvida lo pasado e inicia de nuevo. Confía en que hay relaciones positivas y esfuérzate porque sean buenas. Sólo recuerda que debes ser cuidadoso con quien tratas, he cierto que no todas las compañías son buenas y algunas más que ayudarte o acompañarte, sólo te dañan o meten en problemas. Háblale sólo a quien creas que sería bueno tratar, alguien con quien te podrías llevar bien.

Pero no caigas en el estar solo y sumirte en ese pensamiento que te impida ver que el otro esta en la misma situación y al que piensas que tal vez vale la pena tratar.

Las personas sólo no existen, sólo existen aquellas que no observan a los demás y no van saludar, esperando que sean los demás los que le saluden.