Las cosas llegan sin que a veces las esperemos

0

-No te quería ignorar, es sólo que no estaba listo en esta etapa de mi vida.

Muchos algunas veces han escuchado esa frase, o la han dicho.

Lo cierto es que no podemos elegir en qué momento llega una persona especial a nuestra vidas con quien nos gustaría pasar tiempo. No tenemos un botón que mágicamente haga que “aparezca” cuando creemos es conveniente.

Ni tampoco tenemos el control de las cosas que nos van a pasar en un futuro como para asegurar que sería mejor conocerse después. Esto es debido a que no  podemos prever cosas que posteriormente lo puedan impedir, factores que demanden atención y hagan escasear nuestro tiempo, el irse a vivir a otro lugar, padecer alguna enfermedad, entre tantas cosas que no podemos deparar.

eating_disorders_3_by_naz_x

Y con esto no quiero decidir que se tenga que empezar una relación descuidando el estar en primer lugar bien contigo mismo, o el abandonar actividades que te gustan o dejar de salir con tus amigos, no se trata de abandonar ningún aspecto.

Es algo correcto pensar en la otra persona y en que solucionando algunas cosas, sería mejor tratar después a quien nos interesa, sólo recuerda no demorar demasiado, pues el amor aunque sea sincero a veces se lo come el tiempo y la distancia.

Problemas siempre surgirán como parte de la vida, pero no dejes que eso te impida disfrutarla, el corazón no toma en cuenta la perfección de tu vida y en ocasiones esa persona llega a nuestra vida para hacerla un poquito mejor.