La versión de ti, conmigo…

0

Aquí estoy otra vez, sin la más mínima idea de qué es lo que hago y me digo que al final es bueno para no hacer un desbarajuste en busca de una respuesta; sé que nuestro encuentro debe ser inesperado, es decir, impredecible como él y por más que anhele verlo, que mis ganas para con él sean siempre las mismas, de él no puedo esperar nada.

¿Cómo puedo estar con alguien tan opuesto a mí, tan frío? Sé que mi encuentro ideal va del beso más romántico y apasionado, de un abrazo reconfortante y de todas esas palabras que expresan amor, ganas… Sentimientos. Sin embargo sé que será un hola muy simple, una plática sobre cualquier tema, un asiento junto al mío; quizá con un poco de suerte consiga sus ganas de un pequeño beso o que a manera de error diga te quiero y entonces con todo aquella me vuelva una versión completamente diferente a mi favorita.

Sé que de pronto seré un poco más dura, insensible, sin tanto sentido del humor y es extraño porque a pesar de todo lo anterior me siento enamorada, aunque verdaderamente no tengo la certeza de que sea amor, porqué él a veces no parece ser nada de eso que enamora o llaman amor, pero puede ser que el amor sea siempre distinto, que haya muchas maneras de amor, al final, ¿quién sabe lo que es realmente el amor?

sola-horizonte

Y eso me lleva al porqué no existe una definición como tal del mismo, así que he decidido que puedo llamar a esto que siento como me venga en gana, aunque ahora mismo me esté costando trabajo nombrarlo, porque sencillamente no sé entenderlo. A veces pienso que me encanta que él descubra partes de mí que no conozco, que me rete a mí misma a conocer versiones de mí que no sabía siquiera que existían; me encanta porque eso también me hace ver la vida desde otra perspectiva, de alguna manera él tiene ese lado valiente y capaz, más que él vulnerable y frágil.

Y no creo que eso sea malo, sólo que no logro enamorarme de esa parte, porque puede que durante toda mi vida esa haya sido mi parte contraria. Resulta excitante descubrir aquella otra parte tan diferente, aunque en ocasiones sienta que no consigue atraparme, porque bueno, él tiene su propia forma de amar, a él jamás lo idealicé, en el momento en que lo encontré imaginaba cosas y no personas; así sin más, algo me condujo hasta él y sí que logró atraparme, para luego hacer que me quedará ahí y no sintiera ganas de irme nunca más.

Llegado a este punto entiendo que mi confusión es por querer comprender todo y darle nombre. Pero sé que lo que siento por él es mucho más que todas las historias de amor escritas hasta el momento, esta no es la historia de amor a primera vista, es quizá la de amor a primera noche.

Lo mejor de esta historia es que los protagonistas somos tú y yo.