La partida de tu Padre…

0

Para ti amigo, que has perdido tu pilar.

Te escribo estas palabras del corazón, de mi corazón.

Sé que no hay consuelo que cese ese dolor de perder a un padre, pero quiero decirte que las personas nunca se van del todo, se quedan con nosotros en nuestro corazón, en nuestros pensamientos, en los recuerdos acumulados, en las experiencias vividas, en los momentos más simples de la vida y en los detalles más pequeños. Cuando ellos están ausentes nosotros los abrazamos a nuestra mente y los guardamos en el corazón.

Crayolita, sé que no hay palabra escrita que te pueda ayudar, más lo puedo intentar; te ofrezco mi apoyo, el amor de amigos y este escrito lleno de letras que vienen del alma y corazón donde se quedan nuestras personas favoritas.

Que difícil es la vida cuando estos momentos llegan a nuestras vidas, pero amigo déjame decirte; que te quiero y me es complicado escribirte sin comprender tu dolor, por no haber pasado aun por esa etapa inevitable de la vida.

Tal vez te tiemble el corazón o no sabías que existía tanto dolor, pero Dios decidió tenerlo con él y bueno, qué honor ¿No crees?

Escrito por: Verónica Posadas Marroquìn