Hoy te vi…

0

Nunca pensé en encontrarme contigo, me cayó tan de sorpresa que aún ciento esa emoción que sentí cuando tus ojos se fijaron en mí.
Me viste venir, sin decir ni una sola palabra, claro está que no fueron necesarias, ya que tu mirada lo dijo todo. Aún me amas.

Y no es algo que me cause alegría, sino tristeza. Tristeza porque no puedes tenerme, ni yo puedo tenerte.
Ese mismo instante en el que te vi, recordé rápidamente las razones por las cuales me encantaba verte a todas horas. Tu perfume es lo que se me complica aún el poder olvidar; no he podido encontrar otro similar, todos los días te recuerdo y más cuando llega la hora de dormir, deseando ansiosa poder soñarte, para sólo en sueños poder tocarte.

Extraño todo, desde tus besos, hasta tus gestos. Nunca podré olvidarme de cómo acariciabas mi cabello al besar o como es que llegabas a saludar, con una enorme sonrisa de oreja a oreja. Nunca me importó tanto el hecho de que no fueras tan atractivo, si tu ser era mucho más que atractivo, tenía cierto toque que ningún otro posee.

Nuestra historia fue tan fugaz, que sin dudar me sentía en un sueño, temerosa porque de pronto podría acabar…

Pero para mi desgracia o tu desgracia, hoy te vi y no sé si pueda olvidarme de ti.

shutterstock_249095608