Hombres: Una magnífica creación

0

«El hombre auténtico vive como piensa, el resto, simplemente piensa como vive»

Quiero hablar de un ser que fue creado magníficamente, un ser maravilloso,  con características muy peculiares. Me refiero a la versión masculina del ser humano, el hombre; el hombre visto desde la perspectiva de una mujer.

Y es que ¿Qué mujer puede decir que un hombre es una persona irrelevante en su vida? ¿qué mujer no despierta cada día con un nombre masculino en la mente? ¿qué mujer no admite haber dado un vuelco a sus días al haberse enamorado de tal espécimen?… Obvio, ninguna.

Visto desde una mirada femenina, los hombres son la creación perfecta para nosotras. Nos encantan esos hombres verdaderos, que son caballeros, educados, héroes valientes y con empuje, varones atractivos de pies a cabeza, hechos sin duda para nosotras.

Es ésto lo que yo pienso, lo que me gusta de los hombres, desde mi propia visión:

Son seres maravillosos, con cualidades estupendas y variadas; son eternos protectores, cazadores por instinto, muchos determinados y perfectamente claros en intereses.

Los vemos hechos con caparazones de fortaleza, con mentes ingeniosas e instintos precoces por naturaleza; obstinados en acciones, muchas veces reacios al compromiso, aunque sensibles al amor.

Los veo tan bellos, tienen cuerpos exquisitos, con torsos esplendidos y de alturas admirables. De brazos fuertes y rostros increíbles. Son tan encantadores al hablar, están dotados de voces graves que incitan a pecar.

shutterstock_265942184

Son seres que también saben amar, que son entregados y dispuestos a mostrar sentimientos y sensibilidad. Tan interesantes y escurridizos, casi todos con un aire de indiferencia que atrae; la mayoría con memoria sin recuerdos compartidos, recuerdos que sólo preservarán para sí mismos.

Muchos demuestran ser verdaderos hombres, de esos que enamoran, que conquistan con estrategia, aquellos que dejan huella y en el mejor de los casos jamás se van. Aquellos que buscan la permanencia en pareja y toman en serio su felicidad.

Los hombres son formidables, fuertes, buscan sin descanso su destino, muchos de ellos tan seguros de sí mismos, que están dispuestos a dejar ir porque saben que la dignidad no tiene sexo.

Cantidad de ellos tan honestos, inteligentes, tan simples y a la vez complejos, con criterios amplios que invitan a conversar. 

Son ustedes hombres, una creación estupenda, son poderosos, con toque de arrogancia y cierto encanto misterioso en su personalidad.

Son hombres al fin, creados para beneficio femenino, para compartir la vida y con suerte, junto a nosotras, crearla también; capaces de unirse a una mujer y ambos compartir la vida juntos.

Estupendos hombres, creación perfecta que complementa a la mujer.

Escrito por: Laura Calderón