Hasta siempre amor…

0

Puedo sentir que siempre regresaré a ti, no lo puedo explicar… Eres mucho más de lo que esperé, eres mi reflejo en muchas cosas, todo lo que hice fue por ti, por mí y por el nosotros que no sabré si existió hasta que tenga que partir; no sé si es verdad que uno debe dejar ir a quien «ama», pero sé que no debemos dejar ir nuestros sueños…

Si esto realmente es, nos volveremos a ver, en esta o en otra vida… Quizá hasta en sueños y sería suficiente, hay quienes no sienten nunca lo que nosotros tenemos, nunca conocen al amor de sus vidas… Y  yo puedo sentir eso contigo… Pero sólo lo sabré estando lejos.

Gracias por contenerme, por abrazarme, por todas las lunas y todos los amaneceres… Por los miles de cafés, por los intentos de quedarse ese ratito más, esos minutos demás que eran los mejores… Esos besos de despedida, los abrazos que me hicieron volar… Gracias por dejarme entrar en tu vida… Por no soltarme y simplemente estar. Por preocuparte y ser tú… No sé si porque somos demasiado parecidos, pero nunca tuviste que ocupar máscaras conmigo y yo nunca tuve que ocultarme contigo. Gracias por siempre ser tú y dejarme ser yo.

0010_HFhg7iUc-vida-de-desmotivaciones-2-desmotivaciones.es-vreflexion-persona-amor-despedida-continuacion

Ojalá nunca tuviera que hacer esto… Esto de despedirnos; decirte que mis pies estarán en otro lado y mi corazón aquí contigo; que no esperé que pasara esto, pero no puedo negar más lo que hemos ido sintiendo… Gracias por confiar en mí; gracias por todos tus te quiero, por los chocolates, por las discusiones que jamás fueron más fuerte que esto.

Quizás algunas cosas no entendí, como la distancia… Pero supongo que debe ser así, de todas formas eso ya no importa, eres quien alegró todos mis días y eso no tiene precio; me hiciste sentir demasiadas cosas bellas, creíste en mí, me hiciste entender cosas de mí que ni siquiera yo sabía… Me viste, realmente me viste; mas allá de lo físico, te quedaste mirando quien soy y por eso nunca tuve que ser otra, nunca tuve miedo, nunca tuve que esconderme.

Siento que hay algo más, que pasamos las barreras, que derrumbaste mis muros, mis miedos… Al final de todo esto, lo único que puedo sentir es que por fin te encontré. Sea como sea que termine esta historia, estaremos conectados de alguna manera. Lo sé… Viviría esta historia mil veces y no cambiaría nada.

Hasta siempre amor…