Gracias por haberte ido de mi vida

0

Aún recuerdo ese día cuando nos despedimos y no había más que hablar; no lo voy a negar, al principio no fue fácil levantarme día a día sin un motivo para vivir, ahora el mundo parecía tan grande, tan difícil, me sentía sola, ya nada tenía sentido.

Caminar por la calle, todo me recordaba a ti, tenía la necesidad de que me abrazaras y me dijeras que todo iba a estar bien después de un mal día de trabajo; a tu lado sentía que todo era fácil, me gustaba torturarme con nuestras fotos, esos recuerdos que venían a mi mente, tantos planes que teníamos juntos, los viajes, todo se derrumbaba, cada una de las fechas que planeábamos me las tomé enserio, diario miraba cada cinco segundos mi celular, sentía que en cualquier momento llamarías. En las noches marcaba y colgaba, era la necesidad de escuchar tu voz, de saber que estabas bien.

1

Me preguntaba la razón de que me hicieras fuerte para después destruirme, cuando nos conocimos yo estaba tan deprimida, tú eras el que me levantaba el ánimo, el que me decía que todo en esta vida se podía, me hiciste recordar mis sueños y luchar por ellos, eso hacen las personas que se quieren ¿recuerdas?, se ayudan.

No entendía por qué de un momento a otro te habías marchado de mi lado, yo puse todo mi esfuerzo en hacerte sonreír, el tratar de que sonrieras, luego comprendí que tal vez sólo necesitaba soltarte para poder ser feliz, dejarte ir, ya no preguntarme más el motivo del porqué no funciono. En ese momento tuve que agarrar fuerzas sola, recordar que no necesitaba a alguien para sentirme dichosa, quitarme esos apegos emocionales, no supe en qué momento todo empezó a fluir, la gente me veía más segura, empecé a ascender en mi trabajo y  ya no te recordaba más, ya te había olvidado.

No entiendo qué te hizo regresar en el momento en que mejor me siento, ahora que soy más fuerte y sólo puedo decirte sonriendo:

Gracias por haberte ido de mi vida.