Feliz cumpleaños sin mí…

0

Estoy escribiendo esto aún cuando ni siquiera estoy segura de llegar a enviarlo…  Y es que cerré todo camino posible para no volver a la historia inconclusa que compartíamos.

Sin duda, a diferencia de hace cuatro años, esta historia no tendrá una segunda parte en donde todo logre funcionar maravillosamente por un tiempo, sinceramente hoy no tengo idea cuanto duró la anterior, me quedé con un puño de dudas de saber si era verdad o no  todo lo que vivimos, sin embargo hoy ya no importa.

Pensé en ignorarte, en idealizar que por fin puse punto final a algo que no hacía más que atormentarme en las mañanas al despertar, siendo sincera  mi corazón se siente muy tranquilo, tengo deseos infinitos de ser feliz porque podría asegurar que lo seré inclusive más de lo que fui contigo.

Hoy he aprendido muchas lecciones que deseo practicar con la persona que llegue a mi camino, si es que sucede, aun si  jamás lo encuentro, pretendo amarme y ser feliz con lo que soy, con lo que construí sola aunque tomada de tu mano, no obstante aún duele… Pero ya no pienso en que tú te sientes igual, hoy sólo creo que la mejor decisión es la que tomé: apartarme de tu lado.

A diferencia de las ocasiones anteriores, hacerlo por fin sin regresos inesperados, sin aceptar que tengas nuevas palabras qué decir, porque sin duda el amor que siento por ti sigue fresco y yo sigo pensando que si dieras un paso incierto, lo seguiría aunque eso implicara que me llevaras al fondo nuevamente y ahí me abandones pero ahora por siempre.

Acepto mis errores, ilusionarme de manera tonta por cosas inexistentes, forzarte a compartir sueños  y forzarme a creer tus palabras, dejarme llevar por aquello que decías compartir pero hoy sé perfectamente que la vida no son solo sueños que tal vez no se pueden cumplir ya entendí perfectamente que mi mayor error fue esperar demasiado de ti, no debí.

Hoy estoy consciente de haber olvidado lo que soñaba cuando aún no llegabas, todo aquello que abandone por disfrutar al máximo tu amor y espero de igual manera hayas sido lo suficientemente maduro para aprender algo de toda esta complicada situación.

No me arrepiento de haberte regalado tan valiosos años de mi vida, porque sin duda alguna los disfrute como jamás hubiese imaginado compartir junto una persona tan especial, me iluminaste en las noches oscuras, me llenaste de besos y caricias divinas, me enseñaste a darlo todo sin siquiera pensarlo, aprendí también  lo hermoso de la naturaleza… Esas tardes rosadas que caían mientras nada nos importaba, las cosas simples que te hacían sonreír cuando la noche caía y tus ojos hermosos se desvanecían de cansancio.

También asimile que es más valioso recordar los pequeños detalles, como hoy…

Ya no tengo oportunidad de festejarte como estoy segura que lo haría, aunque ya no vale la pena mencionarlo; sólo quiero que sepas que no lo olvidé, que sigues en mi corazón y precisamente por esa situación el mejor regalo que puedo ofrecerte es dejarte ser feliz…

Irme lejos,  jamás volver y de todo corazón te deseo un feliz cumpleaños, aférrate a lo que ames, nunca te alejes de la felicidad.

Con todo el amor por siempre…